sábado, 30 de agosto de 2014

RACISMO ANTIBLANCO DE BLANCOS


                                                                               
                                                                           

Se está generalizando en los últimos años la presencia entre la progresía  de una especie extraña y contradictoria, me estoy refiriendo a la de los blancos racistas antiblancos  y a los negros racistas antiblancos, ambos menoscaban a la par que se sirven del blanco, de su sociedad y de sus logros.

                                                                      

Esta especie se funda sobre un pensamiento básicamente prejuicioso, contradictorio e hipócrita. Y digo prejuicioso dado que se sostiene a base de ideas no meditadas que lo único que hacen es repetir de modo acrítico planteamientos ideológicos antiblancos presentados bajo la tapadera del antiracismo. Digo contradictorio ya que mantienen un planteamiento  diferente si una misma cuestión se aplica a blancos o si se hace respecto a los  negros, esto se llama RACISMO ANTIBLANCO.
E hipócrita puesto que de modo voluntario esconde ciertas cuestiones que contradicen su planteamiento ideológicamente contrario a la raza blanca y favorable a la  negra. Esconde la realidad biológica, social, histórica e identitaria siempre que cualquiera de estas entren en conflicto con la idea apriorística y maniquea que defienden.

Para mantener todo el discurso que acabo de exponer no hay más que abrir los ojos y observar con un mínimo de pensamiento crítico las realidades ideológicas que nos envuelven, esas que mantiene el  pensamiento políticamente correcto que invade las mentes-esponja de la inmensa mayoría de los que nos rodean, que no se plantean las cosas y buscan simplemente pasar desapercibidos no saliéndose del camino marcado por aquellos que  a través de una ingeniería social han instaurado una  cosmovisión a la que forzosamente hay que plegarse.

El primer punto en el que se basa este racismo antiblanco, que es defendido por muchos blancos, se basa en la estigmatización de la raza blanca denostando su historia y culpabilizándola de todos los males de la humanidad. Este planteamiento racista opone  la maldad  y dañina actuación del hombre blanco con una natural bondad de un hombre negro aplastado por el blanco.

Este aspecto del racismo antiblanco al que acabamos de hacer referencia gira en torno  a África.

                                                                  

Todo el atraso, las calamidades y la pobreza presentes en el  denominado continente negro se nos quiere hacer creer que son  consecuencia de la actuación del hombre blanco  a lo largo de la historia, especialmente durante la época del colonialismo de los siglos XIX y XX. África habría sido esquilmada y privada de sus  riquezas naturales y con ello de cualquier posible avance.

                                                        
cultivos blancos en Sudáfrica.

Pero quienes afirman todo esto olvidan que la raza negra no ha dado lugar a lo largo de la historia de la humanidad a una sola civilización, no han llegado a un nivel evolutivo que alcanzase siquiera el descubrimiento y uso de la rueda.

Por otro lado,  la recurrente y obsesiva apelación al colonialismo blanco como causa de todos los males cae por su propio peso, no se mantiene si se confronta con la realidad de los acontecimientos.
La realidad es que en la década de los 50 los países africanos dejaron de ser colonias de las potencias europeas y obtuvieron la independencia.
A partir de ese momento, hace más de 60 años, las infraestructuras sanitarias, escolares, de suministro de agua y de comunicación que durante el dominio blanco se habían creado se han degradado. Se han degradado hasta el punto de haber desaparecido, excepción hecha de Sudáfrica y algún otro país como Nigeria.

El hecho de que el funcionamiento en las comunidades negras africanas sea tribal y de familia extensa ha impedido una concepción de Estado o Nación que incluya a todos los miembros de la sociedad, con lo cual habrá una amplia parte de los miembros de la sociedad, aquellos no pertenecientes a la tribu o etnia gobernante, que se encontrará fuera de cualquier protección social o sanitaria general.

                                                                  
Esta organización tribal ha favorecido  el desarrollo de una corrupción generalizada hasta extremos realmente criminales, una corrupción impensable incluso en la corrupta España.

                                                           


Los racistas antiblancos, gran parte de ellos blancos, a los que hace referencia esta entrada defienden que los europeos no deberían ir a África salvo que fuesen los mismos africanos los que demandasen su presencia o pidiesen su  ayuda. De esta manera, según  estos antiblanco, África podría salir a flote gracias a sus propias fuerzas y sirviéndose de sus recursos.
Curiosamente los que esto mantienen a la par defienden el derecho de millares de inmigrantes subsaharianos a entrar ilegalmente en Europa,  a pesar de que legal e incluso físicamente se prohíbe su entrada, no son precisamente llamados, más bien todo lo contrario.

                                                                  


Otra realidad que resulta totalmente contradictoria con la consideración que recibe la tan vilipendiada sociedad blanca es el hecho de que centenares de miles de africanos traten de alcanzarla, jugándose en muchos casos para ello la vida.
Se suele señalar que la causa es el estado de pobreza en el que viven es fruto del colonialismo y de la explotación de las multinacionales.
Ya se ha desmontado anteriormente este argumento, pero cabe preguntarse por la razón que ha impedido a la población negra africana organizarse de un modo  que levantase unas economías ricas sirviéndose de la gigantesca riqueza que el continente africano posee, en comparación con las poco productivas tierras del continente europeo.

Otro aspecto surge al asistir a como los miembros de familias ricas y poderosas de los países africanos, en lugar de ocuparse del bienestar en sus países o de formarse en sus culturas, optan por emigrar a  Europa para formarse en las mejores de nuestras universidades.

                                                                  

El arte y la cultura son otro timbre de orgullo para cualquier europeo blanco, lejos de  seguir el camino que muestran los blancos antiblancos cualquier blanco debería despreciar  los falaces argumentos contra nuestra civilización y nuestra historia, debe  quitarse el prejuicio de culpables de la pobreza africana que se nos pretende imponer sentirse orgullosa de ella. 

                                                                        



7 comentarios:

  1. que idiota el que escrbio esto. se olvida que todo lo que es africa ahora es puramente un legado que los blancos dejaron en sus epocas de colonizacion. siglos de extrema crueldad fue lo unico que aprendieron los negros de los blancos, y lo que ahora estos ultimos reciben como consecuencia. curioso que ahora que los blancos ya no tienen el poder de dominio que tenian antes y ahora que los negros les devuelven el favor se victimizan cobardemente sin aceptar jamas que todo es culpa de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Varios puntos... Primero: en vez de afirmarme esas prubas dame pruebas veridicas de lo que decis sobre africa y los blancos, segundo, los negros africanos recibieron toneladas de ayudas en manifactura, medicina y otras cosas cuando fueron COLONIAS europeas hasta el punto de que los mismos negros dicen haber estado mrjor con ellos... El mejor ejemplo es haiti, que mas desprecio el colonialismo europeo durante los inicios del siglo XIX efectuo la primera revolucion americana en base al nacionalismo negro y la libertad igualdad y fraternidad pasando de ser la primera productora en el continente americano para pasar a lo que es hoy en dia

      Eliminar
    2. Y se lo cobraron bien a los franceses en haiti... Cuchillazos, colgadas, violaciones, salvajadas, etc que significo una masacre en 1809 y que nadie se acuerda

      Eliminar
  2. Si los blancos no hubieran ido a África la mayoría de los pueblos africanos estarían todavía viviendo en la prehistoria.

    ResponderEliminar
  3. Si los blancos no hubieran ido a África la mayoría de los pueblos africanos estarían todavía viviendo en la prehistoria.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar