sábado, 11 de octubre de 2014

Israel y el secesionismo catalán.



                                                                         

La realidad, por muy triste que esta sea, es que  un Estado catalán independiente no se encontraría ante un  futuro tan negro y un aislamiento diplomático como se nos dice al resto de los españoles desde las fuentes gubernamentales.

En esa entrada vamos a señalar como  una Cataluña autoproclamada Estado independiente sería reconocida diplomáticamente y contaría con el apoyo económico, social y político, del Estado de Israel, el más influyente y poderoso, pues domina EEUU, del planeta.

                                                               

Y si ese hipotético Estado catalán independiente contase con el señalado apoyo sionista, cualquier problema de aislamiento diplomático, político  e incluso militar dejaría de ser tal ya que el poder del sionismo en   general y del Estado de Israel en particular es omnímodo en los EEUU,  y el de este sobre los miembros de la UE, que inmediatamente lo reconocería diplomáticamente y apoyado por esta y también lo haría la inmensa mayoría de los Estados que la componen

Mantener que Israel mantendría una postura de apoyo y respaldo a una Cataluña escindida de España no dejaría de ser una afirmación gratuita, a menos que se puedan aportar  datos y hechos  que corroboren  tal afirmación.
Y es esto lo que vamos a hacer en esta entrada. Los datos que se van a aportar a muy pocas personas les resultarán familiares, quizá ni siquiera serán conocidos.
Como ocurre con la práctica totalidad de las informaciones que nos llegan a través de los medios de comunicación, estos datos e informaciones han sido concienzudamente filtrados y censurados para que a la opinión pública les llegue exclusivamente lo que el Sistema considera pueda ser útil para alcanzar sus fines.

Estos desconocidos hechos, o presentados con un significado distinto al real son muy concretos y pasamos a referirlos:


El 10 de Noviembre del año 2013 el Presidente de la Generalidad catalana Artur Mas visitó oficialmente el Estado judío de Israel, sin comunicarlo ni solicitar la intermediación de la embajada española en el país sionista, con una comitiva de más de 60 personas.

                                                      


                                                              

En el transcurso del viaje, Artur Mas rindió  pleitesía y realizó todo tipo de actos de sometimiento al Estado sionista. Al finalizar este, el “president” no perdió ocasión de mostrar su pretendida no españolidad, recordemos que quiéralo o no representaba a una parte de España, negándose a aparecer junto a la bandera española, al igual que el presidente israelí lo hacía junto a la suya, Shimon Peres transigió y aparecieron ambos dignatarios junto a dos banderas de Israel.

                                                                

Las declaraciones públicas que realizaron las autoridades israelíes , señalando que  al igual que Israel la dirigen los israelíes a Cataluña la deben dirigir los catalanes.

Un miembro del séquito de Artur Mas, Oriol Junqueras (ERC), llegó a afirmar que  Israel  iba a abrir económicamente todas las puertas de EEUU.

Por su parte Mas dijo: “Cataluña como Israel tiene una lengua propia, raíces, tradiciones y costumbres que se remontan a un  pasado remoto”….”La lucha de Israel por la supervivencia es un gran ejemplo a seguir”.

No es necesario ser un lince para deducir que si el Estado sionista ha aportado respaldo político y prometido apoyo de otro tipo a los dirigentes secesionistas no lo ha hecho de un modo desinteresado, con toda seguridad lo habrá hecho merced a obtener importantes contrapartidas, ya sean estratégicas, políticas, diplomáticas o de algún otro tipo.

No hay que olvidar que los judíos en general y los sionistas muy en particular siguen teniendo una espina clavada con España por la expulsión de los suyos en 1492, tampoco que  España ha sido una nación católica, “Luz de Trento y martillo de herejes”, en la cual el judaísmo  ha encontrado siempre un fuerte muro de contención para la expansión del judaísmo en su momento o del sionismo más recientemente. Aunque ahora no sea peligro alguno siempre está la posibilidad de la recuperación de esa fuerza espiritual ahora apagada. Si se quiere conjurar ese peligro no hay nada como el “divide y vencerás”.
Pero no sólo ahí  se puede ver la ganancia sionista,  otra contrapartida se podría centrar en cuestiones estratégico-militares como permitir la instalación de alguna base naval para la VI flota o alguna base aérea  para combatir a sus enemigos sin estar sometidos al mandato de la OTAN.

                                                              


Lo que cualquier español que se oponga a la desmembración de España a través del secesionismo catalán debe saber, y no engañarse ni dejarse engañar,  es que los enemigos de nuestra Patria están haciendo muy bien los deberes y no se encontrarían aislados caso de declarar la  independencia unilateral: Israel, USA, muchos países europeos  y Marruecos les reconocerían diplomáticamente, y la UE podría terminar por plegarse a la presión de USA. No nos engañemos, el asunto está mucho más negro de lo que en principio  puede parecer.

jueves, 9 de octubre de 2014

El Ébola y lo políticamente correcto.




Hay algo que llama la atención y da que pensar a cualquier persona mínimanente libre  de las cadenas que conforman la presión social derivada del pensamiento políticamente correcto.
Estoy refiriéndome a la extraña unanimidad de todos y cada uno de los medios de comunicación, tengan estos la orientación ideológica y partidaria que tengan, a la hora de silenciar algunos temas que objetivamente tienen una importancia crítica  para la seguridad  sanitaria de todos. A la par se da un acuerdo a la hora de centrar la atención informativa en aspectos intrascendentes o al menos de una importancia  infinitamente menor que aquellos otros que han sido obviados de manera tan unánime.

Estoy refiriéndome a la ausencia de cualquier comentario o cuestionamiento, por mínimo que este sea, que haga referencia al gravísimo peligro para la seguridad sanitaria nacional que deriva de la entrada ilegal, y sin control sanitario alguno, de  personas procedentes del África subsahariana.
Esta entrada se produce principalmente a través de la frontera de Melilla, los famosos saltos de la valla, y del paso del Estrecho en pateras para alcanzar las costas del sur de la península.

                                                                  


Una gran parte de los sujetos que traspasan ilegalmente nuestras fronteras bien proceden de zonas afectadas por la epidemia de Ébola, bien las han de atravesar en su periplo desde sus lugares de origen. Aunque nadie lo comente, esto supone un gravísimo riesgo sanitario para la población española en general y la de las ciudades españolas  de Ceuta y Melilla en particular.

El “apagón informativo” que se produce respecto a todo lo que se refiere al tema señalado surge de unas indicaciones-ordenes  que parten del poder establecido, cosa que veo difícil pues no todos los periodistas las aceptarían dando  a conocer tales presiones, o es el resultado de una mentalidad que ha sido injertada en la conciencia de toda la población, incluidos los periodistas que daría lugar a una suerte da autocensura a la hora de referirse a determinados temas.

Esta manipulación de las conciencias de la han sido objeto la práctica totalidad de la población es el resultado de una obra de ingeniería social que durante décadas se ha venido llevando a cabo por parte de los verdaderos dueños del mundo. No la han llevado a cabo directamente ellos sino que se han servido de sus esbirros, “tontos útiles” que en su inmensa mayoría ni siquiera eran conscientes del plan que seguían y de los amos a los que servían.

Haciendo referencia a la cuestión particular que nos  ocupa  vemos que cualquier reseña que hiciese mención al peligro de una posible extensión a España del virus del Ébola  como consecuencia de la entrada ilegal e incontrolada de inmigrantes subsaharianos instantáneamente sería  tachada de racista y xenófoba, y aquel que se hubiese atrevido a hacerlo pasaría a estar estigmatizado al momento.

La élite mundial no permitirá ninguna referencia al peligro sanitario  señalado dado que  esto supondría poner en peligro la realización de uno de los principales proyectos para el cumplimiento del plan sionista de dominio 
mundial.

                                                              

Estoy refiriéndome al Plan Kalergi.


                                                      


El objetivo último del citado plan no es otro que el dominio de la población mundial por lo que Kalergi denominaba una aristocracia judía.
Ahora bien, este dominio mundial no podría  llevarse a cabo dado que los miembros de la raza blanca europea difícilmente se plegarían a ser dominados.

Ante esta problemática Richard Coudenhove-Kalergi diseñó una forma de actuación, el Plan Kalergi, el cual defiende que este  inconveniente se podría solventar acabando con la raza blanca europea mediante una inmigración masiva de miembros de la raza negra para dar lugar a una población mestiza, mucho más moldeable que se someterían fácilmente al dominio sionista.


En el caso  al que estamos refiriéndonos, el silencio informativo respecto al peligro de infección de Ébola procedente de los subsaharianos  que entran ilegalmente en nuestro país, es preciso que la población sienta que está siendo realmente informada, aunque para ello se le distraiga con cuestiones referidas a la calidad de los trajes de los médicos y ATS e incluso moviendo al sentimentalismo con  el tema del sacrificio de un perro.

                                                                        

martes, 30 de septiembre de 2014

Gravísimo peligro de secesión en España.


                                                                     

La gravísima situación por la que está atravesando España en estos momentos, situación en la que está en juego  nada más y nada menos que su unidad y continuidad como nación, no es para nada el producto improvisado de las mentes fanatizadas de unos cuantos secesionistas aferrados a un tenebroso odio a todo lo que huela a español, es parte de un plan perfectamente urdido por estos enemigos de España.
Muchos pueden pensar, como de hecho lo hacen, que a través de una actuación legal , recurriendo a la supuesta superioridad moral de la democracia y gracias al muro insalvable que presuntamente representa la constitución se puede hacer frente y se conseguirá poner fin a la deriva secesionista y por tanto salvaguardar la Unidad de la nación.

                                                            


Del mismo modo no ven que tras este movimiento secesionista se esconde una perfectamente pergeñada  estrategia, estrategia que toma en consideración y se aprovecha de las más que previsibles reacciones de los autodenominados  constitucionalistas. Su estrategia se basa en llevar a situaciones extremas, en “tensar al máximo la situación”, para servirse de las reacciones que llevarán a cabo los defensores del status quo actual, sirviéndose de estas para  alcanzar la secesión.

                                                              


El actual presidente de la Generalidad, el sedicioso  Artur Mas, ya ha dado  pasos para asegurarse  el reconocimiento de ese fantasioso a la par que odioso Estado catalán independiente.
La islamización tan arraigada y extendida en toda Cataluña, de la población marroquí muy especialmente, no son otra cosa que la parte visible de una táctica que permitirá atraer el voto de todos estos cientos de miles de inmigrantes marroquíes  Así mismo todo esto forma parte de pactos secretos en los que el Estado de Marruecos se compromete a reconocer al “Estado Catalán”, a cambio de permitir la estancia de sus nacionales en territorio de esa Cataluña independiente, de darles prebendas y de islamizar a la población de esa región española.

                                                                     



Si nos fijamos en la última y más rabiosa actualidad todo forma  parte de ese plan al que más arriba hemos hecho referencia.

El presidente de la Generalidad Artur Mas  ha firmado el decreto por el que convocaba para el día 9 el referéndum con la plena seguridad de que el gobierno presentaría ante el Tribunal Constitucional   una petición  para que se impugnase la convocatoria. Cosa esta que el TC ha  hecho en un tiempo record, apenas unos minutos, ya que PSOE y PP, habían negociado el apoyo total del PSOE  a cambio de que el segundo retirase el proyecto de ley del aborto.

Por supuesto que los estrategas secesionistas contaban con este fallo judicial.

La actitud del gobierno autónomo catalán seguramente será no desobedecer el fallo judicial, puesto que esto le permitirá presentarse nuevamente como víctima y enconar aún más la postura de todos los secesionistas que las campañas mediáticas, educativas y de todo tipo han creado en las últimas tres décadas.

Con este victimísmo lo que si harán, esta vez de manera legal, es convocar unas elecciones autonómicas en Cataluña, unas elecciones que serán presentadas como si se tratase de un plebiscito sobre la independencia.
Esto lo harán con el convencimiento absoluto de que lo ganarán con una amplísima mayoría  ERC, la cual llevará a cabo una declaración unilateral de Independencia. Esta declaración de independencia tendría ante la opinión pública internacional un marchamo democrático total, pues sería fruto de unas votaciones llevadas a cabo con el reconocimiento de observadores internacionales.

La respuesta del gobierno español habrá de ser obligatoriamente represiva, lo cual creara un movimiento de  simpatía en la opinión pública internacional hacia los secesionistas catalanes y su causa.

De esta manera el autoproclamado nuevo Estado será reconocido por varios Estados, empezando por Marruecos, seguramente también por algún otro Estado  musulmán y por Israel. Tampoco sería nada extraño que Alemania  e incluso Reino Unido  lo hiciesen. Y es que la Constitución vigente se refiere a las “comunidades históricas”, entre ellas Cataluña, como “nacionalidades”, y según la carta fundacional de la ONU, a la   que España se adhirió, toda nación tiene derecho a un Estado.
¿Cómo explicar en el exterior que nacionalidad es diferente a nación cuando es difícil de entender en la misma España esa diferencia?.

Llegados a este punto el gobierno español y/o las Fuerzas Armadas se verán en la obligación de actuar de modo  contundente sobre ese autoproclamado Estado catalán, lo que llevará a que este sea reconocido a  nivel internacional por más países de los pertenecientes a la OTAN, con lo que cualquier intervención militar o de fuerza llevará aparejada, tal y como aconteció en Kosovo, intervenciones militares extranjeras “en pro de la democracia y la libertad”.

                                                                   


Como se puede comprobar la situación ante la que nos encontramos es todo menos   sencilla. No hay que minusvalorar al enemigo secesionista y ponderar todos y cada uno de los pasos que el gobierno español vaya tomando.
Resulta un imperativo que el gobierno español actúe internacionalmente ahora y que lo haga especialmente sobre Marruecos y la Unión Europea.

Si se actúa a remolque de las situaciones que van marcando los secesionistas 
todo estará perdido.

                                                              

                             ¡¡¡VIVA LA UNIDAD DE ESPAÑA!!!    

                                                      


                                                              



                                   ¡¡¡CATALUÑA ES ESPAÑA!!!

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cambio de cromos.



                                                                           

El sorpresivo anuncio del Presidente del gobierno D. Mariano Rajoy, en el que ayer comunicaba la retirada del anteproyecto de ley del aborto, anteproyecto  que había desarrollado el dimitido ministro de Justicia D. Alberto Ruiz Gallardón, y que contaba con el apoyo de los gerifaltes y las bases del Partido Popular, amén de ser uno de compromisos electorales fundamentales y explícitos de este partido en la última campaña electoral,tiene su origen en un pacto secreto.

                                                                     


El pacto se concretó el pasado lunes, cuando se reunieron de forma privada el actual Secretario General del PSOE  Pedro Sánchez  y el Presidente del Gobierno  Mariano Rajoy. En esta reunión, según indica la Sexta noticias, Sánchez y Rajoy trataron temas de actualidad nacional, especialmente el tema del desafío soberanistas en Cataluña.

El resultado de ese encuentro fue un acuerdo entre ambos políticos, un acuerdo basado en una especie de “cambio de cromos”, en un quid pro quo en el cual los principios y cualquier tipo de basamento moral brilló por su ausencia.

                                                                          

El gobierno de la nación se garantizaría el apoyo del  PSOE y del PSC para enfrentar el desafío soberanista de Artur Mas, y como contrapartida el Partido Socialista conseguía que fuese retirado el Proyecto de Ley que modificaba la Ley del aborto.

Esto, que en un primer momento pudiera verse como un juego de pactos normal en política, lo que hace es poner de manifiesto como esa supuesta moralidad que los votantes del PP atribuyen a este partido no es sino un espejismo.
Lo que mueve a este partido es la consecución del voto y a través de este del poder. Al logro de este fin son capaces de sacrificar cualquier posicionamiento ideológico puesto que carecen de principios, fijos por definición.

No se puede argumentar que esta cesión la hayan realizado para conseguir enfrentar con posibilidades de éxito  el secesionismo catalán y defender de este modo la Unidad Nacional.
Más bien todo lo contrario, lo que pone de manifiesto por una parte es que  las cerca de trescientas vidas humanas que son asesinadas en los abortorios españoles cada día les importan bastante poco, y por otro que carecen de la necesaria fortaleza y autoridad para tomar las decisiones y aplicar las medidas que sean necesarias para defender, como les exige su posición y sus juramentos, la Unidad de la Patria.

                                                               


Del PSOE sus bases no podían esperar algo distinto, ya que  el actual Secretario General ha logrado desactivar totalmente  la contestación legal que pondría en solfa la ley del aborto de Zapatero. Pero por el contrario el PP se ha encontrado con que sus bases, y el partido entero, se ha partido en dos y que sus votantes se plantean muy mucho volver a votar a quienes de manera tan escandalosa reniegan de uno de los más fuertes banderines de enganche que le llevaron a votarles.


En el fondo esto es una oportunidad para los grupos y partidos nacionales que se presenten a las próximas elecciones municipales, ya que muchos de esos  que optaron por el “voto útil” se plantearán muy seriamente volver a hacerlo. 

Optando con seguridad por aquellos que les puedan aportar seguridad en los planteamientos  como la Justicia Social y la Unidad Nacional.

Siempre y cuando se pueda romper con la atomización  propia de estos grupos y exista una comunidad a la hora de presentarse a la elecciones municipales.