martes, 10 de febrero de 2015

T.T.I.P., UN PASO HACIA EL NUEVO ORDEN MUNDIAL.


                                                                     
                                                                   

En esta entrada vamos a hacer referencia a algo que se está preparando a nuestras espaldas  , algo que si finalmente es puesto en marcha afectaría de modo muy negativo la práctica totalidad de los aspectos de nuestras vidas: lo laboral, sanitario, alimentario, ambiental, etc, etc.

Me estoy  refiriendo al Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión), conocido por su acrónimo en inglés T.T.I.P.

Este acuerdo, o tratado,  pretende ser la herramienta fundamental para crear un espacio de libre comercio entre los Estados Unidos de Norteamérica y la Unión Europea. El T.T.I.P. buscaría armonizar las reglamentaciones de ambos lados del Atlántico con el fin de que las empresas  pudieran comerciar con mayor facilidad y que de este modo las economías creciesen.

Toda la declaración de intenciones sobre la que se levanta el T.T.I.P. resulta muy atractiva, en teoría estaríamos ante  un sendero que nos conduciría hacia una mejora en el comercio entre los dos lados del Atlántico y que llevaría a un aumento de la prosperidad de las economías de los países y de las personas.
 Pero desgraciadamente  la realidad es muy distinta a esta superficial y simplista consideración.
Para poder tener una adecuada visión de la bondad, o maldad, del acuerdo al que nos estamos refiriendo es preciso tomar en consideración toda una serie de cuestiones sin las cuales nuestro juicio sería del todo equívoco.
Sólo teniendo en cuenta ciertos puntos las consecuencias del T.T.I.P. podrán considerarse de un modo realista.

Ya hemos señalado que la base del T.T.I.P. es la armonización de las reglamentaciones de USA y la UE, de este  modo se buscaría que desapareciesen las trabas que pudieran encontrar los distintos grupos comerciales.
 Para llevar a cabo esta armonización se han de modificar las legislaciones vigentes en la Unión Europea y en los Estados Unidos de Norteamérica, buscando igualar  las condiciones  y de este modo favorecer el intercambio comercial.
  Es precisamente en este ajuste de legislaciones y reglamentaciones donde se encuentra la verdadera problemática del tratado que nos ocupa.
 El resultado a la hora de igualar las legislaciones siempre será negativo para los europeos en general y para nosotros los españoles en particular. Y esto es así debido a que siempre se igualaría a la baja dado que las legislaciones laborales, sanitarias y medioambientales son mucho más  favorables para la población en el antiguo continente que lo que lo son en los EEUU.
 En los Estados Unidos de Norteamérica la presión de las multinacionales y sus lobbys sobre los legisladores han dado lugar a una legislación  más centrada en los beneficios de las grandes empresas que en la protección de los ciudadanos.

Fruto de esta armonización sería  la perdida de parte de los derechos laborales, daría lugar a una sanidad que dejaría de ser universal y gratuita en  favor de una mayor privatización que la haría inasequible para capas, cada vez más amplias, de la población.
Otro aspecto que se vería afectado de modo negativo es el de la reglamentación alimentaria. En Europa  existen una serie de productos y tratamientos alimenticios que están directamente prohibidos como la hormonización de la carne o la comercialización de ciertos productos transgénicos.
 En cualquier caso al consumidor europeo siempre la queda la opción de elegir dado que la legislación europea obliga a que  esta información venga especificada en las etiquetas de los alimentos, cuestión esa que no es obligatoria en los EEUU.

Otro aspecto similar se da en la legislación medioambiental, en USA la legislación está dirigida más a proporcionar mayores beneficios a las multinacionales que a mantener un control  que proteja el medio ambiente.

Se crearían tribunales de arbitraje para actuar en el caso de que algún Estado tratase de mantener su estructura legal en lugar de aplicar la legislación armonizada de la que hablamos. Estos tribunales obligarían a la puesta en marcha de la legislación armonizada o caso contrario multarían al Estado infractor al pago de sumas ingentes. A esta multa se suma que el Estado denunciado debería pagar a la multinacional denunciante cantidades multimillonarias,  como “compensación” por los perjuicios causados en los beneficios de la multinacional al no haberse aplicado la nueva legislación fruto de la armonización (así ha ocurrido en Australia, donde las  decisiones nacionales se vieron anuladas por la presión de las multinacionales a través de  tribunales de arbitraje).

A finales del año pasado el parlamento francés   se opuso a que entrase en funcionamiento el T.T.I.P, por el contrario el español le ha dado su placet. De todas formas esto se va a dirimir  en instancias superiores, será en el parlamento europeo, a espaldas de una población europea sometida a una premeditada ignorancia, el que decida si nuestras vidas han de estar o no sometidas a los dictados e intereses de las multinacionales.


De todo lo que hemos expuesto hemos de concluir que los Estados-nación cada día pierden más y más soberanía en pos de un poder multinacional, comercial y financiero, que el individuo no pasa de ser una pieza más del engranaje productivo y de consumo del Nuevo Orden Mundial.

Por mucho que se nos venda que somos libres, la realidad es que las decisiones sobre aquello que  va a afectar directamente a nuestras vidas, como ocurre con el T.T.I.P., no las tomamos nosotros, se nos engaña  con la zanahoria del consumismo a la par que se nos dirige con el palo de una ley hecha a la medida de las multinacionales y del poder financiero. Se busca la ruptura de la identidad europea, diluyéndola en el colonialismo cultural de USA y en la invasión racial de una inmigración descontrolada.


Estamos a punto de entrar en un Nuevo Orden Mundial que dirigirán los de siempre, los miembros del autoproclamado pueblo elegido. El T.T.I.P. es el primer paso, como en un principio fue la CEE, para la creación de un ente político que agrupe América del Norte y Europa que terminará uniéndose con otras unidades como el NAFTA, la Unión euroasiática, Mercosur, etc. Es el comienzo económicos para la implantación de un gobierno mundial.

                                                  

miércoles, 4 de febrero de 2015

BOICOT A ISRAEL

                                                                             
                                                                     

Ante el comportamiento de un Estado racista y terrorista que basó su nacimiento y continúa afirmando su existencia en el terror, en el crimen y en la amenaza, estoy hablando por supuesto de Israel, la actitud de la comunidad internacional no puede basarse en la inactividad y el silencio cómplice. Es cierto que Israel ha recibido decenas de resoluciones procedentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidad desde que el Estado judío fue fundado el año 1948, pero igual de cierto es que Israel  ha desobedecido todas y cada una de estas resoluciones, ha seguido ocupando el territorio palestino y ha aumentado las zonas de ocupación. Cada dos por tres aplica la fuerza de uno de los ejércitos más poderosos de la tierra para masacrar a un pueblo que carece de cualquier posible defensa.

                                                                

Si esta situación la mantuviese cualquier otra nación de la tierra sería inmediatamente sometida a un aislamiento internacional completo como ocurrió con la Sudáfrica del Apartheid, atacada militarmente como ocurrió con la Servia de Milosevich o invadida como lo fueron Irak y  Afganistán.
 Pero no, Israel parece tener patente de corso para  llevar a cabo todo tipo de  actos criminales, para ocupar territorios ajenos, para actuar de modo terrorista, para poseer armas de destrucción masiva y para desobedecer todas y cada una de las resoluciones de la ONU.

El control financiero sionista, el poder determinante de sus lobbys sobre  una de las potencias  con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU y el dominio total sobre el gobierno de los EEUU, lo que es lo mismo que decir sobre la mayor máquina militar de la tierra, mueven a que Israel pueda llevar a cabo  toda una suerte de crímenes ante la inactividad cobarde de la humanidad.

                                                              


La mayor parte de la población mundial tampoco muestra una respuesta clara dado que en sus manos están las más importantes agencias de noticias y medios de comunicación  . Por si todo esto fuera poco a esto hay que sumar que todos los no judíos, los goyim según ellos,  estamos sumergidos en una suerte de complejo de  culpa paralizador  del que deriva que el judío siempre es visto como una víctima haga lo que haga: El judío sionista se queja mientras golpea.

De forma muy lenta la población parece ir despertando,  va dándose cuenta de las mentiras que nos han vendido y del crimen ante el que  nos encontramos si nos fijamos en comportamiento sionista. De la misma manera la población se apercibe  de que solamente las acciones individuales organizadas podrán ir frenando el crimen y la inhumanidad de un Estado fundado sobre un nacionalismo chauvinista  que se basa en una interpretación judía talmúdica que desprecia las vidas de los que no conforman el autoproclamado “pueblo elegido”. Muy poco se puede esperar, casi nada, de las instancias políticas nacionales e internacionales si queremos frenar los crímenes del Estado judío.
Siendo esto así  sólo nos queda una cosa, aplicar nuestra capacidad de  elección a la hora de elegir los productos que consumimos para boicotear la economía israelí. No compremos  productos israelíes. 

                                                              


Con la finalidad de poder llevar a cabo este boicot se aporta una lista de productos israelíes que no habrían de comprarse:


-Frutas: Mangos y melones CARMEL, aguacate ecológico ECOFRESH-CARMEL.

-TECNOTRON: Fotomanotes y otras instalaciones recreativas callejeras.

                                                               
                                                      

-NANAS: Estropajos jabonosos.

                                                               

-Patatas: Variedad MONDIAL, LZR (en Mercadona,), variedad VIVALDI y DESIREE.

                                                                 

-VINO: CARMEL MIZRACHI WINES, VINOS DE ISRAEL.

-ESHET-EYLON: Clasificación automática de frutas.

-NETAFIM: Equipos de riego.

-MILONOT: Piensos para el ganado, Planta textil algodonera, Central de mecanización del algodón, Matadero de aves, Envasado de frutas y hortalizas, Maduración y envasado de bananas, Centro de proceso de datos…

-DÁTILES CARMEL: Jordan Plains.

-AGUA MINERAL EDEN: Garrafas para surtidores públicos.

-MENNEM: Sistemas de monitorización de pacientes en cuidados.

-COSMÉTICOS REVLÓN: En casi todas las droguerías y perfumerías.
-AHAVA: Cremas, sales, lociones.

                                                    


-BAÑADORES GIDEÓN, OBERSON y GOTTEX.

-Ropa interior: VICTORIA SECRET, VARNACO, THE GAP, NIKE.

-Aparatos de aire acondicionado: JHONSON, WHITE WESTINGHOUSE, AIRWELL y ELECTRA.

-Maquinas de depilación y masaje: EPILADY.

                                                          


-Cera de depilación: VEET.

                                                            

-INTEL, el mayor fabricante de procesadores del mundo.

-EMBLAZE, Compañía israelí que desarrolla teléfonos móviles que actuará en conjunción con la israelí Pather Communications, que opera bajo la firma de ORANGE.

                                                                     

-RAFAEL: Sistemas de seguridad para el hogar.





Y habría que añadir, algo que resulta fundamental, que hemos de rechazar todos aquellos productos que tengan el código correspondiente al Estado sionista, este código es el 729.


                                                                        

                                                           


                                                           

martes, 3 de febrero de 2015

EL GRAN ENGAÑO DE OBAMA.



                                                                   


El mundo de la política en general es una suma continuada de manipulaciones y engaños, siendo que esto es así especialmente cuando el gobierno, y con ello las decisiones de poder, se hacen depender de la voluntad de los individuos a través de los votos que reciban los partidos políticos.

Nadie a estas alturas del partido puede pasar por alto dos cuestiones fundamentales: una es que las masas son absolutamente manipulables mediante técnicas perfectamente conocidas y descritas por la psicología social. La otra, que tampoco puede obviarse que los movimientos político-sociales, supuestamente  derivados de la voluntad popular, son en realidad fruto de la voluntad de élites muy minoritarias.

En esta entrada vamos a hacer referencia a un hecho relativamente reciente que ha acontecido en USA y que pone de manifiesto como el pueblo de los Estados Unidos de Norteamérica, que tan libre y soberano se considera,  fue manipulado a la hora de elegir al actual Presidente Barak Hussein Obama. 

En esta entrada no nos vamos  a referir a las múltiples sombras existentes respecto al origen nacional o a aspectos  más que dudosos que la biografía oficial del actual Presidente  USA  aporta. No es este el objeto del presente artículo
 Nos vamos a centrar exclusivamente en una cuestión que ha sido fundamental para que resultase elegido Presidente el candidato Obama, cuestión que han obviado los medios de “desinformación” generales vendidos al Sistema.

Para exponer de manera clara el modo en que fue manipulada la voluntad del pueblo, sin que este se apercibiese de que su “libertad” de elección estaba siendo conculcada, hemos de hacer referencia a algunas cuestiones que en principio pudieran parecer carentes de relación con la manipulación a la que nos estamos refiriendo.

Todo el tema que se refiere a las creencias y al  posicionamiento religioso del actual Presidente resultan aquí fundamentales.

Hasta su elección como Presidente Obama perteneció  a la iglesia de origen calvinista Dutch Reformed, iglesia de fuerte carácter gnóstico y milenarista.
El pastor que habia dirigido toda la vida a  Obama había sido el reverendo  Jeremiah A. Wright, pastor de la Trinity United Church de Chicago (TUCC). La TUCC era una derivación de la Dutch Reformed que estaba financiada por la fundación Rockefeller.

                                                           


Del reverendo Wright eran muy conocidas sus incendiarias y vehementes homilías.

Y es partiendo de este hecho que Obama pone en marcha una estrategia para hacerse con el voto afroamericano y el voto musulmán, para de este modo lograr el apoyo popular suficiente para alcanzar la presidencia de USA.

En una homilía, cinco días después de los atentados del 11S dijo:
Nosotros  hemos apoyado el terrorismo de Estado contra los palestinos y los negros de Sudáfrica, y ahora nos indignamos porque lo que hemos hecho al otro lado del Atlántico nos es devuelto en nuestra propia casa” (*)
Ya en el año 2000 Wright había llegado a afirmar en uno de sus “discursos”, refiriéndose a los negros:
El gobierno les da drogas, construye cárceles más grandes y aún quieren que digamos Dios bendiga a América. No, no. Dios maldiga a América, eso está en la Biblia para quienes mata a inocentes”.(*)

Todas estas manifestaciones formaban parte de algo perfectamente orquestado, algo que le había granjeado las simpatías y el voto, que era lo fundamental para los estrategas de la campaña de Obama, de la comunidad musulmana primero y de la afroamericana después.

(*) Los vídeos con las homilías fueron reproducidos por el canal ABC, según recogió el Mundo en su edición de 16-3-2008.

                                                                   

Wrigth bautizó a las hijas del entonces candidato Obama y durante la campaña electoral fue nombrado asesor religioso en el Comité de Liderazgo Religioso Afroamericano.

Las antes citadas declaraciones habían cumplido con el cometido previsto de hacerse con un importante sector del electorado y ahora comenzaban a constituir un serio problema para lograr el voto del  sector de la población no perteneciente a las comunidades afroamericanas o musulmanas.

Es así que cuando fueron publicitadas estas incendiarias homilías del reverendo Wrigtn por sus rivales políticos el pastor fue destituido por Obama. De esta forma acababa con las reticencias de un sector amplio de la población blanca demócrata a la par que ya había cumplido su misión de atraer el voto afroamericano y musulmán.

De esta manera tan sencilla la población fue  manipulada y fueron conseguidos los votos precisos para que ese candidato alcanzase la presidencia de los EEUU.

A esto hay que añadir el cúmulo de promesas incumplidas referentes a aspectos de importancia para el mundo musulmán, como poner fin al limbo legal de la prisión de Guantánamo, o para la población afroamericana, como poner en marcha  una red sanitaria gratuita para toda la población.

viernes, 23 de enero de 2015

DETRÁS DEL "SUICIDIO".



                                                                           



Detrás del “suicidio” del fiscal Alberto Nisman se esconde una trama que va mucho más allá de intereses meramente argentinos, esa muerte  oculta una lucha internacional de  poderes entre potencias, y sobre todo esconde el uso que algunas naciones hacen de servicios que utilizan  métodos a todas luces inmorales, cuando no directamente criminales.

Para comprender en toda su amplitud el complot que la muerte del fiscal esconde hemos de retrotraernos  al verano de 1994, cuando el gobierno de la República Argentina renunció a seguir con el acuerdo con Irán para facilitarle tecnología nuclear. 
Es en ese estado de cosas cuando  el 18 de Julio de ese 1994 se lleva a cabo el atentado con coche bomba contra la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).
Al poco de tener lugar el atentado el fiscal argentino Marcelo Martínez Burgos acusó al gobierno iraní de planificar el atentado y a Hezbola de llevarlo a cabo.
El 7 de Noviembre de 2007 la Interpol ratificó las conclusiones de la justicia argentina, aunque  Irán se negó a aceptar su fallo y la extradición de varios ciudadanos iraníes  que esta solicitaba.

Sergio Massa, ex jefe del gabinete de la presidenta Fernández de Kirchner había señalado que uno de sus objetivos fundamentales sería restablecer relaciones estratégicas con Estados Unidos, Inglaterra e Israel.

Alberto Nisman, se convirtió en fiscal especial encargado de investigar el atentado a la AMIA, investigación que llevaba estancada nada menos que veinte años. Es en este momento cuando Nisman presentó un amplio informe en el que denunciaba a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al canciller Hector Timerman, al diputado Andrés Larroque, a dos reconocidos defensores de los derechos del pueblo palestino y a un número no especificado de miembros de los servicios de inteligencia.
El hecho es que se publicitó a nivel internacional que la actual presidente de Argentina habría tratado de ocultar la vinculación de Irán con el atentado contra la AMIA.

Esta acusación era una forma de acusar nuevamente a Irán de la responsabilidad del atentado.


Unos días después del “suicidio” de Alberto Nisman, la misma presidenta de la República Argentina reflexionó sobre el tema  a través de una misiva publicada en su web oficial. En esta  nota enfatizaba que se debería evitar hacer juicios de encubrimiento, en relación con la responsabilidad de Irán, diciendo que lo que se ha de hacer es no confundir sobre el caso.

En varias declaraciones públicas la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ya ha mostrado su convencimiento de que Alberto Nisman  no se suicidó sino que fue impelido a hacerlo o fué directamente asesinado.
Con todas estas piezas en nuestro poder el puzzle encaja por si solo, tan sólo  hay que tomar en consideración como vienen funcionando los  eventos que afectan a la política internacional en las últimas décadas.

Contando con la cobertura motivacional que supuestamente tendría el Estado iraní, el Estado de Israel llevó a cabo un atentado de falsa bandera, un autoatentado para  inculpar a su más peligroso oponente en Oriente Medio y al grupo de resistencia Hezbola.

En su momento el atentado alcanzó los objetivos pretendidos ante la opinión pública internacional pues desacreditó al régimen iraní. Pero tras dos décadas de permanecer paralizada la investigación y el tratamiento jurídico del caso, El fiscal  Nisman acusa a la presidenta argentina de connivencia con Irán, con lo que esto significa de poner nuevamente al Estado persa   como autor.

Como suele ocurrir en este tipo de acciones, los servicios de inteligencia, el Mossad en este caso, recurren a individuos para que desarrollen algún trabajo, en este caso el informe contra la presidente Fernández de Kirchner , y conseguir un fin concreto que en este caso no sería otro que desprestigiar  en este momento al gobierno iraní, poner a toda la comunidad internacional contra este y favorecer la legitimación de un posible ataque yankee-israelí.
                                                   


Todas las acciones de bandera falsa han de cuadrar perfectamente y no puede quedar ningún “cabo suelto”, en este caso el “cabo suelto”  sería el fiscal Nisman, al que se quitó del medio mediante el “suicidio asistido”.