jueves, 18 de septiembre de 2014

Concesión de la nacionalidad, ¿suelo o sangre?


                                                                   


La cuestión a la que la presente entrada va a hacer referencia debiera constituir en estos momentos un asunto sujeto a debate en los medios de comunicación y en toda la población, mediante la influencia que en esta ejercen los mass media.
Desgraciadamente el asunto ni siquiera está siendo planteado, y no es discutido puesto que hace referencia a una cuestión que se sale del sendero que marca lo políticamente correcto al ir en contra del buscado proceso de multiculturalidad y destrucción de la identidad y genotipo europeo.

Para ser conscientes de la necesidad de  abordar esta cuestión tan sólo es preciso abrir los ojos a la más candente actualidad, analizándola  sin someterse  de modo borreguil  a los planteamientos que los mass media del sistema  presentan o a lo que intencionadamente ignoran o distorsionan.

Cuando me refiero a acontecimientos de la más candente actualidad estoy hablando de las informaciones que señalan que son varios centenares los británicos que se han sumado a las filas de los  “decapitadotes” que conforman el autodenominado Estado Islámico. Del mismo modo ocurre con españoles y otros occidentales de diferentes nacionalidades.

                                                


 De todo esto surge inmediatamente la cuestión fundamental:
Nos hemos de plantear hasta que punto se pueden considerar británicos, franceses o españoles  gentes que odian a los países que les han acogido y de los que legalmente son miembros, gentes  que odian a Occidente y al cristianismo muy especialmente.

                                                                

Esta cuestión deja bien a las claras que el mero hecho de contar con un pasaporte o con un documento de identificación que señale que una persona tiene una nacionalidad concreta no le convierte de  hecho en miembro de esa comunidad nacional. Como muy bien ponen de manifiestos hechos como el antes señalado.

El origen de esta problemática  se encuentra en la concepción existente en los países occidentales respecto  a la cuestión del derecho a la nacionalidad.

En la actualidad el derecho a obtener la nacionalidad se basa en lo que se denomina “derecho de suelo”, en contraposición con el “derecho de sangre”.

Para el denominado derecho de suelo, el derecho  a adquirir la nacionalidad tiene su origen en el hecho de haber nacido en el territorio de la nación, por el contrario el derecho de sangre considera que ese derecho a recibir la nacionalidad se adquiere en función de que la ascendencia nacional del sujeto.

Estos dos tipos de derecho a la nacionalidad son resultado de dos concepciones distintas, realmente opuestas, de lo que son las comunidades humanas:

Para los defensores y promotores del derecho de suelo la comunidad humana se reduce exclusivamente a relaciones de tipo administrativo, legal y económico. De hecho se trata de una visión individualista en la que cada sujeto carece de  vínculos de identidad con el resto de la nación y tan sólo la ley y la economía conforman el grupo. Es una visión que favorece la globalización en tanto que se basa de modo exclusivo en cuestiones que  abiertamente pueden conformar unidades mayores con solo cambiar las leyes y los  conformando nuevos sistemas de relaciones económicas.

Contrariamente a lo antes señalado, los defensores del llamado derecho de sangre consideran que detrás de las comunidades nacionales existe toda una cosmovisión, una realidad, una visión y hasta un componente racial que constituye una identidad propia y diferenciada.

Como  la realidad humana no se circunscribe exclusivamente a lo material, a las leyes y a la economía, el derecho a adquirir la nacionalidad ha de basarse de modo obligatorio en el derecho de sangre , habiendo el sujeto de demostrar que es descendiente directo( el grado de esta descendencia lo habrá de especificar una legislación desarrollada a tal efecto).
Las fórmulas podrán ir desde exigir que sólo sea uno de los progenitores nacionales, que ambos deban serlo  o que la ascendencia sea nacional en una o más generaciones, esto podrá variar. Consideremos que  en algunas zonas de Occidente, inclusive dentro de nuestra España, hay sujetos de segunda e incluso tercera generación que  viven entre nosotros pero que para nada comparten nuestros valores y principios, es decir que no tienen una identidad semejante a la  nuestra.

En esta exposición, y dentro de la consideración de la sociedad como una realidad identitaria definida, se ha de señalar que tampoco se puede facilitar la nacionalidad por la mera razón de que un sujeto haya tenido  permiso de trabajo o de residencia, o vivido entre nosotros, durante un tiempo determinado.

                                                                

Otro  aspecto que ha de cuidarse muy especialmente es el que permite adquirir la nacionalidad por el hecho de que un sujeto contraiga matrimonio con un nacional, en este punto el control ha de ser máximo, siendo lo más exhaustivo posible para evitar los matrimonios de conveniencia cuyo fin sea lograr la nacionalidad.

                                                                 


La defensa de la aplicación del derecho de sangre  es seguro que una gran parte de la población, especialmente la más mediatizada por las ideas globalizadoras y por los mensajes sentimentaloides que niegan que se ponga cualquier cortapisa a la inmigración, será tachada de xenófoba y racista.
 A buen seguro que serán mayoría los que considerarán  todo lo señalado como un tema menor, anecdótico  inclusive. Pero lo que se esconde detrás de  esta crítica al derecho de nacionalización de suelo y la defensa del de sangre es muy serio puesto que nuestra nación perderá sus señas de identidad, y por tanto dejará de existir como tal.


Defendamos la diversidad, pero no sólo en las selvas del Amazonas o entre las focas y ballenas, también en las identidades nacionales  occidentales  y en sus genotipos.

                                                              

viernes, 5 de septiembre de 2014

Detrás del horror y la mentira.

                                                                   

                                                                 
En esta  entrada se va a aportar un enlace que  permitirá acceder a las cartas que un miembro de los servicios de Inteligencia españoles ha hecho llegar a los padres de las víctimas, a los investigadores, a los jueces y a la opinión pública en general con respecto los terroríficos secuestro, torturas y asesinato  de los que fueron víctimas las niñas de Alcasser.

Siendo muy importante la información que estas cartas aportan para la resolución de los crímenes mencionados, la tienen especialmente para que nos demos cuenta de como  estamos asistiendo a asesinatos y orgías satánicas que algunas élites intocables llevan a cabo, crímenes que  realizan sirviéndose de niños y adolescentes que hacen desaparecer para después de ser torturados y/o drogados, haciéndolos aparecer después muertos o haciéndolos desaparecer para siempre.

Los sacrificios. torturas y orgías rituales satánicas  no son , desgraciadamente, meros argumentos de películas de ficción, son una realidad que se desarrolla en nuestros días  a ciertos niveles de poder político y económico. Funcionan actualmente como ritos de iniciación, como maneras de "esparcimiento" para algunas mentes criminales y como  forma de adorar a Satán y conseguir más poder.

Detrás de una parte no pequeña de las miles de las desapariciones y asesinatos de niños  y adolescentes que se dan en nuestro país  se esconde todo este horrendo  y oculto comercio satánico en el que participa una élite intocable, comportamientos abominables que en gran parte son  protegidos y amparados por un poder judicial, policial y periodístico a su servicio. 

                                                  





Lean las cartas con detenimiento, aportan mucha más información de lo que superficialmente señala, diciendo más por lo que calla que por lo que dice.

El enlace lo encontramos aquí:

La verdad sobre el asesinato de las niñas de Alcasser | Alerta Digital

(Pinchar  con el ratón  sobre  la frase anterior)





sábado, 30 de agosto de 2014

Racismo antiblanco de blancos.


                                                                               
                                                                           

Se está generalizando en los últimos años la presencia entre la progresía  de una especie extraña y contradictoria, me estoy refiriendo a la de los blancos racistas antiblancos  y a los negros racistas antiblancos, ambos menoscaban a la par que se sirven del blanco, de su sociedad y de sus logros.

                                                                      

Esta especie se funda sobre un pensamiento básicamente prejuicioso, contradictorio e hipócrita. Y digo prejuicioso dado que se sostiene a base de ideas no meditadas que lo único que hacen es repetir de modo acrítico planteamientos ideológicos antiblancos presentados bajo la tapadera del antiracismo. Digo contradictorio ya que mantienen un planteamiento  diferente si una misma cuestión se aplica a blancos o si se hace respecto a los  negros, esto se llama RACISMO ANTIBLANCO.
E hipócrita puesto que de modo voluntario esconde ciertas cuestiones que contradicen su planteamiento ideológicamente contrario a la raza blanca y favorable a la  negra. Esconde la realidad biológica, social, histórica e identitaria siempre que cualquiera de estas entren en conflicto con la idea apriorística y maniquea que defienden.

Para mantener todo el discurso que acabo de exponer no hay más que abrir los ojos y observar con un mínimo de pensamiento crítico las realidades ideológicas que nos envuelven, esas que mantiene el  pensamiento políticamente correcto que invade las mentes-esponja de la inmensa mayoría de los que nos rodean, que no se plantean las cosas y buscan simplemente pasar desapercibidos no saliéndose del camino marcado por aquellos que  a través de una ingeniería social han instaurado una  cosmovisión a la que forzosamente hay que plegarse.

El primer punto en el que se basa este racismo antiblanco, que es defendido por muchos blancos, se basa en la estigmatización de la raza blanca denostando su historia y culpabilizándola de todos los males de la humanidad. Este planteamiento racista opone  la maldad  y dañina actuación del hombre blanco con una natural bondad de un hombre negro aplastado por el blanco.

Este aspecto del racismo antiblanco al que acabamos de hacer referencia gira en torno  a África.

                                                                  

Todo el atraso, las calamidades y la pobreza presentes en el  denominado continente negro se nos quiere hacer creer que son  consecuencia de la actuación del hombre blanco  a lo largo de la historia, especialmente durante la época del colonialismo de los siglos XIX y XX. África habría sido esquilmada y privada de sus  riquezas naturales y con ello de cualquier posible avance.

                                                        
cultivos blancos en Sudáfrica.

Pero quienes afirman todo esto olvidan que la raza negra no ha dado lugar a lo largo de la historia de la humanidad a una sola civilización, no han llegado a un nivel evolutivo que alcanzase siquiera el descubrimiento y uso de la rueda.

Por otro lado,  la recurrente y obsesiva apelación al colonialismo blanco como causa de todos los males cae por su propio peso, no se mantiene si se confronta con la realidad de los acontecimientos.
La realidad es que en la década de los 50 los países africanos dejaron de ser colonias de las potencias europeas y obtuvieron la independencia.
A partir de ese momento, hace más de 60 años, las infraestructuras sanitarias, escolares, de suministro de agua y de comunicación que durante el dominio blanco se habían creado se han degradado. Se han degradado hasta el punto de haber desaparecido, excepción hecha de Sudáfrica y algún otro país como Nigeria.

El hecho de que el funcionamiento en las comunidades negras africanas sea tribal y de familia extensa ha impedido una concepción de Estado o Nación que incluya a todos los miembros de la sociedad, con lo cual habrá una amplia parte de los miembros de la sociedad, aquellos no pertenecientes a la tribu o etnia gobernante, que se encontrará fuera de cualquier protección social o sanitaria general.

                                                                  
Esta organización tribal ha favorecido  el desarrollo de una corrupción generalizada hasta extremos realmente criminales, una corrupción impensable incluso en la corrupta España.

                                                           


Los racistas antiblancos, gran parte de ellos blancos, a los que hace referencia esta entrada defienden que los europeos no deberían ir a África salvo que fuesen los mismos africanos los que demandasen su presencia o pidiesen su  ayuda. De esta manera, según  estos antiblanco, África podría salir a flote gracias a sus propias fuerzas y sirviéndose de sus recursos.
Curiosamente los que esto mantienen a la par defienden el derecho de millares de inmigrantes subsaharianos a entrar ilegalmente en Europa,  a pesar de que legal e incluso físicamente se prohíbe su entrada, no son precisamente llamados, más bien todo lo contrario.

                                                                  


Otra realidad que resulta totalmente contradictoria con la consideración que recibe la tan vilipendiada sociedad blanca es el hecho de que centenares de miles de africanos traten de alcanzarla, jugándose en muchos casos para ello la vida.
Se suele señalar que la causa es el estado de pobreza en el que viven es fruto del colonialismo y de la explotación de las multinacionales.
Ya se ha desmontado anteriormente este argumento, pero cabe preguntarse por la razón que ha impedido a la población negra africana organizarse de un modo  que levantase unas economías ricas sirviéndose de la gigantesca riqueza que el continente africano posee, en comparación con las poco productivas tierras del continente europeo.

Otro aspecto surge al asistir a como los miembros de familias ricas y poderosas de los países africanos, en lugar de ocuparse del bienestar en sus países o de formarse en sus culturas, optan por emigrar a  Europa para formarse en las mejores de nuestras universidades.

                                                                  

El arte y la cultura son otro timbre de orgullo para cualquier europeo blanco, lejos de  seguir el camino que muestran los blancos antiblancos cualquier blanco debería despreciar  los falaces argumentos contra nuestra civilización y nuestra historia, debe  quitarse el prejuicio de culpables de la pobreza africana que se nos pretende imponer sentirse orgullosa de ella. 

                                                                        



domingo, 24 de agosto de 2014

Ébola e intereses.



                                                                           

En esta entrada se hace referencia nuevamente al Ébola, centrándonos en esta ocasión muy especialmente en las relaciones entre aquellos que aportan el “suero salvador” y los que supuestamente han fabricado el virus que ha dado lugar a esta tremenda epidemia.
 Señalaremos también cuales son los más que evidentes beneficios que estos fabricantes han obtenido de la epidemia por un lado y de la milagrosa solución por otro.

Todos estos datos se acompañaran de numerosas informaciones y datos que permitirán sostener todo lo que aquí se apunta.
Comenzaremos señalando cuales son las razones que habrían empujado a la fabricación del virus y después la de su antídoto. Posteriormente se aportarán toda una serie de  informaciones que señalarán la posibilidad creíble de que sean reales  las razones que en primer lugar señalamos.

A nivel internacional, y siguiendo los intereses mundialistas, buscarían reducir la población mundial, africana especialmente, aumentar el terror en África para incrementar aún más la inmigración hacia Europa y apartar la atención de la opinión pública internacional de la situación que se da en Ucrania y especialmente del genocidio que el Estado de Israel está llevando a cabo en Gaza contra indefensos palestinos.

A un nivel empresarial, pero referido a unas multinacionales con un poderío que está muy por encima de la inmensa mayoría de los Estados, se encuentra el hecho de mejorar la imagen, verdaderamente destrozada a nivel mundial, de los productos transgénicos y de la multinacional Monsanto. Tras todo esto se busca por supuesto   disparar los beneficios económicos de sus socios capitalistas y de los Estados que siempre han estado apoyándolas.

                                                                   

Tras el estallido en Guinea Conakry de la actual epidemia de Ébola el presidente de la Farmacéutica Tekmira Mark J. Murray dijo: “Los nuevos datos demuestran la supervivencia en los primates tras haberles inyectado dosis consideradas como letales.
La plataforma antiviral aplicada incluye el antídoto anti-Ébola.”
En enero la farmacéutica anuncia que bajo el contrato de investigación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, han hecho las primeras pruebas en humanos de su antídoto TKM-Ébola. El 5 de marzo aceleraría la investigación a través del contrato de 140 millones de dólares.
Sólo unos días después el gobierno de Guinea comunica a la Organización Mundial de la Salud  (OMS) que se ha dado un brote de Ébola en su país.

Tras esto las acciones de la farmacéutica Tekmira se dispararon de forma gigantesca en las bolsas más importantes del mundo.

                                                                           

El “suero secreto” llamado MB-003, el más esperanzador en la lucha contra el Ébola, se trata de terapias con anticuerpos mononucleares que han sido desarrollados por varios grupos de  investigación:

-Mapp Biopharmaceuticcal Inc y Leafbio de San Diego.
Dofyrus Inc. de Toronto.
-El gobierno de EEUU (¿a través de los contratos con Tekmira?).
Y la Agencia de Salud Pública de Canada.

Según la CNN el MB- 003 habría sido adminisrado al Dr. Kent Brandy y a la misionera Nancy Writebol con resultado de una mejora significativa.

                                                             

Se ha comunicado que este denominado ZMapp no habría sido probado aún en seres humanos, si los afectados sobreviviesen sería un logro impresionante.

Para que las relaciones que al principio hemos señalado entre el Ébola, su nacimiento y los antídotos tengan alguna base se ha de establecer una relación directa entre  las multinacionales Tekmira, Monsanto y la Secretaría de Defensa de los Estados Unidos.
Pues bien, Monsanto  ha invertido 1,5 millones de dólares en Tekmira Pharmaceuticals Corporation, por otro lado Tekmira tuvo un contrato con el ejército USA para desarrollar medicamentos de tratamiento del Ébola por valor de 140 millones de dólares.

Aunque la  asociación TKm-Ébola está siendo desarrollada por el Departamento de Defensa de los sistemas de contramedidas Biodefensa Terapéutica de EEUU, consignado el producto Zmapp, en Kentucky.

                                                                     

Del mismo modo existe una relación directa que viene de antiguo entre la multinacional Monsanto y el ejército de los Estados Unidos.
En la década de los 60 Dow Chemical,Uniroyal, Hercules, Diamond, Shamrock y Monsanto  fueron contratados por  el gobierno de  EEUU para producir un herbicida llamado Agente Naranja, utilizado en la guerra de Vietnam con el fin de destruir la selva vietnamita y las cosechas, para privar a los vietnamitas de alimentos y de vegetación donde esconderse.

                                                                     

Igualmente la relación de Monsanto  con  las semillas de tabaco es muy conocida, de hecho la práctica totalidad de la inmensa producción de tabaco en Argentina tiene su origen en semillas transgénicas de Monsanto igualmente ocurre en otras partes del mundo, aunque todo lo transgénico y el tabaco cada vez tiene peor prensa, con las pérdidas de dinero que ello lleva aparejado.


El ultimo aspecto al que vamos a hacer referencia, y  no por ello el menos importante, se centra en Fort Derick (Marylan).
Esta instalación militar es el centro del programa de armas biológicas de EEUU,  es según muchos investigadores y periodistas especializados el centro fundamental de la investigación que produjo el virus del Ébola Lo cual a nuestro parecer no es óbice para que se sirviese, mediante contratos o donaciones millonarias, de laboratorios y multinacionales privadas.

                                                                           


Tampoco hay que pasar por alto, ni mucho menos,  la NICBR, que es un conglomerado de agencias bajo el paraguas del complejo industrial militar. Dentro de este entramado se encuentra Monsanto junto a otros muchos grupos.

                                                                     





Regresando a las supuestas intenciones de  haber creado el virus del Ébola y una vacuna, podemos ver como todos los datos aquí presentados cuadran a la hora de que beneficiarios y creadores coinciden en intereses, tanto económicos como estratégicos.