lunes, 3 de marzo de 2014

Lo de Ucrania no nos es ajeno.



                                                                               
                 


Nuevamente el pueblo español está siendo engañado, se le está ocultando la verdad de cómo nos afecta lo que está pasando y pueda pasar en Ucrania.
Para exponer de un modo mínimamente inteligible  la problemática que en estos momentos pende sobre nuestras cabezas hemos de retrotraernos al año 2011, año en el cual  España entro en el operativo del escudo antimisiles diseñado por los Estados Unidos.

                                                               
En aquel momento el ministro de asuntos exteriores ruso calificó de “inaceptable” tal entrada y colaboración.

Tal reacción se entiende perfectamente si consideramos que el escudo antimisiles diseñado  por EEUU para supuestamente contener la posibilidad ofensiva de “Estados canallas” como Iran no buscaría otra cosa que conseguir una ventaja estratégica respecto a Rusia utilizando como escusa los misiles iraníes.
Esta ventaja estratégica llevaría aparejada la ruptura del equilibrio armamentístico entre las dos superpotencias.

La unanimidad de la prensa española a la hora ocultar una noticia de primer orden y gravedad inusitada, como es que los misiles rusos apuntarán ahora también a territorio español, sólo puede entenderse como fruto de presiones  inusitadas del gobierno español y del ocultamiento de ciertos datos que la diplomacia rusa hizo llegar a las autoridades españolas, pero sobre todo debido a lo primero, puesto que las declaraciones al pueblo ruso del presidente de Rusia, y ahora primer ministro Dimitri Medvédev el 23 de noviembre del 2011 no fueron  para  nada  un secreto, más bien todo lo contrario.

                                                                            

Reproducimos un vídeo en el que el entonces primer ministro se dirigía al pueblo ruso:



En pocas palabras, lo que señalaba el presidente es que Rusia  es que instalará en la zona de Kaliningrado  misiles nucleares iskander apuntando a las bases que sirven como apoyo logístico para la instalación y funcionamiento del escudo antimisiles, y uno de estas se encuentra en la Rota, lo que pone en peligro a la población de toda la bahía de Cádiz.

                                                                            
Debido a la gravísima situación  por la que en la actualidad están atravesando  los delicados equilibrios geoestratégicos, y el peligro que para nuestra población esto supone, lo lógico es exigir al gobierno español que denuncie el tratado que permite la utilización de las bases de Morón y Rota  por parte de las tropas de los Estados Unidos, y que en su lugar nuestras Fuerzas Armadas sean las que se  ocupen de la misión de defender la seguridad, integridad y soberanía de la Nación española.

Pero contrariamente  a optar por la integridad física de la población española, lo que el gobierno ha hecho es nuevamente plegarse a los intereses anglosajones, de esos que mantienen una colonia en nuestro territorio y usan las bases de Morón y Rota.
El gobierno a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, recogido por la agencia de  noticias Europa Press, muestra de hecho su apoyo a los enemigos de Rusia en el conflicto que en estos momentos afecta a Ucrania, lleva a que España se vea como una pieza más de la agresiva estructura imperialista de los Estados Unidos, nos continúa colocando como objetivo de sus misiles nucleares.

El comunicado en cuestión decía lo siguiente: ” España apoya al nuevo gobierno ucraniano y pide que no se recurra al uso de la fuerza, el gobierno de España manifiesta su preocupación por la situación de Ucrania que sigue siendo incierta y dista mucho de estar estabilizada. Especialmente grave es la tensión existente ahora en Crimea”.

Para colmo de males  el destructor estadounidense USS Donald Cook se está preparando para realizar su primera patrulla el próximo mes de Abril como parte del  sistema antimisiles de la OTAN en Europa, saliendo y teniendo como base Rota.

                                                                          
Llegarán en total cuatro destructores de los Estados Unidos a Rota.
Como podrá colegirse de todos estos datos, lejos de tranquilizar a los rusos los afianzará cada vez más en su convencimiento de  que sus misiles nucleares han de apuntar a la base de Rota.

                                                                   

Esta actitud, tanto del actual gobierno como del anterior, recordemos que  fue en el año 2011 cuando España entró en la operativa del escudo antimisiles yanki, pone de manifiesto hasta que punto nuestra política militar y exterior está sometida a los dictados del sionismo que domina la política estadounidense y a la de los de la masonería que dirige la Unión Europea.
Esta vergonzosa actitud nos pone de manifiesto que los gobiernos que tenemos ponen  en segundo, o tercer, plano la defensa de las vidas de los españoles, en este caso la de los habitantes de la Cádiz y sus alrededores.

                                                                         






Lo que está ocurriendo en Ucrania, como ha podido comprobarse, no es un asunto tan lejano como pudiera parecer en un primer momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario