jueves, 5 de enero de 2017

Los tres Reyes Magos eran blancos.




                                                                                 


Estamos a punto de recibir la visita de los Reyes magos, esta noche son las cabalgatas y mañana día 6 de enero es su celebración el día de la Epifanía, es por ello que considero es el momento más adecuado para abordar un punto que pudiera sonar para muchos como un comentario racista, si no fuese porque se trata de una descripción de la realidad. Una afirmación que en la actualidad puede resultar no políticamente correcta al ser tildada de racista. Cosa esta, la corrección política, que nunca ha sido ni será censura autoimpuesta que frene informaciones ni comentarios en este blog.
El tema al que me refiero y que paso a detallar y justificar es el hecho de que los tres reyes magos eran blancos, a pesar de que desde hace siglos se nos vende que el rey Baltasar era negro.
En primer lugar nos basaremos en la parte referida a la infancia de Jesús del libro escrito por el Papa Benedicto XVI, en el cual Ratzinguer situaba el origen de los Reyes en la antigua Tartesos, lo que correspondería hoy con Andalucía occidental, punto entre Huelva, Sevilla y Cadiz.

                                                         


Pero no nos fundamentamos exclusivamente en una cuestión de autoridad referida a lo que apunta el Papa en su libro.
 Hay que apuntar que aunque la figura de los Reyes Magos aparece en la Biblia, existe una gran discusión académica historiográfica respecto si eran reyes o simplemente magos, denominación que en aquel entonces se utilizaba para denominar a aquellas personas sabias o que se dedicaban al estudio de la astronomía.
Si la procedencia de los Reyes Magos no era de Oriente sino que provenían del sur de Europa, nos encontraríamos con que difícilmente uno de esos magos podría ser racialmente negro puesto que en esa zona no había negros, y menos aún con nivel social como para ser denominados magos o reyes.

Otro dato fundamental que vendría a confirmar que el rey Baltasar, al igual que los otros dos Magos, era blanco, es el hecho de que, en las pinturas, esculturas hasta el siglo XVI todas presentaban a los tres blancos. De hecho, en un mosaico del siglo VI situado en ciudad italiana de Rávena el rey Baltasar aparece como blanco. Es decir que durante dieciséis siglos siempre fue representado como blanco.

                                                          



Pero llegó un momento, como hemos señalado fue a partir del siglo XVI, en que el rey Baltasar comienza a ser representado como negro. La razón de ello la encontramos en que a partir de ese siglo el cristianismo comenzó a extenderse fuera de Europa, y a modo de marketing Baltasar fue presentado con piel negra para que de manera gráfica se viese que el cristianismo formaba parte también de nuevas tierras, en especial de África entonces.

                                                             

1 comentario: