lunes, 29 de mayo de 2017

¿Sólo desfiles y estrellas?



                                                                         

El desfile de las fuerzas armadas, llevado a cabo este año en Guadalajara, ha sido una clara demostración de que nuestros ejércitos y la Armada no hacen otra cosa que someterse a los mandatos globalistas de una O.T.A.N. vendida al sionismo que domina a los E.E.U.U. y a una Unión Europea que dirige la masonería.



Simplemente tomando en consideración el armamento y las unidades participantes en el desfile y teniendo en cuenta los escenarios internacionales en los que estos se han desplegado o en los que actualmente continúan haciéndolo podremos ver como las unidades más operativas y el armamento más moderno con el que cuenta nuestras fuerzas armadas han estado y están al servicio de los intereses del globalismo.

                                                       


 El ejército español lejos de estar sirviendo a los intereses de la patria se ha convertido, junto a la mayor parte de los ejércitos occidentales, en el brazo armado que sirve a los intereses de la mafia jázara.

Basta con tomar en consideración el despliegue de nuestros más modernos y potentes aviones de combate (F-18A y Eurofghter) y carros  (Leopardo) en la frontera ruso-lituana y la participación tanto de unidades de infantería como de carros en maniobras junto a la frontera rusa. En este caso se estaría participando en las provocaciones que tanto la O.T.A.N. como el ejército de los E.E.U.U. están llevando a cabo contra una Rusia pacífica. Se estaría participando en provocar lo que tanto ansía ahora la mafia jázara que es desencadenar un enfrentamiento bélico entra las dos superpotencias para de este modo poner freno a la caída de la tiranía que el cabal ejerce sobre toda la humanidad a través de la deuda, la usura y el patrón dólar.

En todos aquellos lugares donde es requerida la presencia de nuestras fuerzas armadas para colaborar en el servicio al sionismo, aunque nos lo vendan como “operaciones de paz”, allí se hacen presentes. Léase Líbano para frenar la lucha de Hezbollá, Turquía enviando varias baterías antimisiles patriot para defender a este país que colabora con ese I.S.I.S. que tanto sirve a los intereses de Israel , bombardeando Yugoslavia ilegalmente para acabar con un estado-nación independiente y dividirlo para que la zona del Caucaso no pudiese convertirse en una zona que junto a Rusia resistiese al dominio jazaro.


Y esto resulta mucho más grave cuando en unos momentos en los que asistimos a una seria amenaza de secesión en Cataluña.  En estos críticos momentos los mismos que han jurado defender hasta la muerte la Unidad de la patria no son capaces de presionar para realizar el desfile en la ciudad Condal ni tienen la valentía de abrir la boca para dicen palabra alguna para alertar de la situación ni advertir de la reacción militar que una declaración unilateral de independencia llevaría aparejada.

                                                         


Eso sí, mientras esto ocurre salen al exterior a repartir medicinas, a apagar incendios y a recoger inmigrantes ilegales en el Mediterráneo para después llevarlos a las costas de Italia, colaborando así con la invasión y desintegración identitaria de nuestro continente.

                                                          



Nuestros militares deberían tener bien claro que serlo no puede reducirse a llevar lustrosas las botas, desfilar, marcar bien el paso al desfilar, hacer maniobras y obedecer ciegamente.

                                                         


Porque por encima de la obediencia está el honor, y no hay mayor honor que defender la patria de sus enemigos, externos e internos, y velar por su unidad y continuidad.

                                                           




POR ENCIMA DE LA OBEDIENCIA ESTÁ EL HONOR Y LA OBLIGACIÓN DE DEFENDER LA UNIDAD DE LA PATRIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario