martes, 3 de diciembre de 2013

Kennedy, el sionismo y los Rothschild


                                                                               

Durante estos días estamos asistiendo  a la conmemoración del asesinato  en Dallas del Presidente de los Estados  Unidos John Fitgerald  Kennedy, el cual tuvo lugar hace ya cincuenta años.
A la impresión que causa  un magnicidio como fue  aquel se le suma el carisma que tenía la  víctima y esa cercanía y jovialidad que JFK poseía.

                                                          
Es así que  su asesinato hizo y sigue haciendo correr ríos de tinta, la mayor parte de la información y comentarios  se centran en toda una serie de  teorías conspiratorias  originadas  por la gran cantidad de cuestiones poco claras que rodearon aquel  magnicidio.

                                                        

Pero  hay una serie de  cuestiones  que pese a su importancia objetiva no han recibido  el análisis y difusión que merecen, y que  por contra si han recibido puntos que a mi parecer son mucho menos importantes y clarificadores.

Pues bien, en esta entrada vamos a hacer referencia a esas cuestiones, a mi modo de ver fundamentales, que parece que  se han dejado de lado y son desconocidas por el público general e incluso por  parte del público denominado “conspiranoico”.

                                                     
 Antes que nada es preciso señalar que los datos que se van a presentar y las posibles deducciones que de estos pueden derivarse son ignorados, cuando no ocultados, dado que  el poder de la judería internacional sobre los medios de comunicación y el  complejo de culpa inoculado en Occidente a través del tan cacareado holocausto  judío  convierten cualquier exposición de hechos o análisis que contravenga los intereses sionistas en un ataque antijudio y racista, y al momento  aflorará el victimismo del que se sirve el sionismo  para desde el aborregamiento de lo políticamente correcto anular cualquier cuestión que pueda ir contra los intereses judíos  al sacar a la luz sus oscuros tejemanejes.

El primer punto al que vamos a hacer referencia  gira en torno a la Orden ejecutiva 11110  de 4 de Junio de 1963 que Kennedy firmó para  que el gobierno  de los Estados Unidos, y a través suyo el pueblo norteamericano, recuperase la soberanía que la Reserva Federal le había  arrebatado.

                                                     





Y es que la Reserva Federal tenía, y continúa teniendo, el poder para  imprimir el dinero  de circulación legal, y así el Estado norteamericano tenía, y  sigue teniendo, que pagar a esta corporación  un impuesto por la impresión de las monedas o billetes de curso legal en USA. 

Pero la gravedad de todo esto es que la Reserva Federal  es una entidad privada dirigida por los Rothschild  a través de bancos que controlan las 12 ramas de la Reserva Federal de los EEUU.

                                                       

Los bancos a los que hacemos referencia son los siguientes:

                                                       

-NM Rothschild con sede en Londres.
-Rothchild Bank con sede en Berlín.
-Warburg Bank con sede en Amsterdam.
-Warburg Bank con sede en Hamburgo.
-Lehman Brother con sede en Nueva York.
-Kuhn Loebb Bank con sede en Nueva York.
-Israel Moses Self Bank con sede en Italia.
-Goldman Sasch con sede en Nueva York.
-JP Morgan Chase Bank con sede en Nueva York.

                                                  



Los Rothschild operan en los Estados Unidos bajo la fachada de  JP Morgan, mientras que  en la City  de Londres y en Berlín ni siquiera esconden  su titularidad al nominar el nombre de sus bancos con el apellido de la familia de banqueros judíos alemanes.
Los nombres del resto de  bancos dueños de la Reserva Federal son claramente judíos: Leheman, Kuhn Loebb, Goldman e Israel Moses.

                                                        

Al controlar los Rothschild la Reserva Federal y  esta dirigir de hecho la economía, y por tanto también la política , de Estados Unidos esta familia de  banqueros judíos  llevan las riendas de la economía y la política internacional del planeta.
Es por ello que  la Orden ejecutiva 11110  resultaba  tan peligrosa para la política  sionista y ponía en serio peligro  poder alcanzar los objetivos que los sionistas se habían marcado.

Kennedy  llegó a imprimir y a poner en circulación los denominados “dolares Kennedy” en los cuales se eliminaba gran parte de la simbología  masónica presente en los  dólares vigentes.

                                                         
 





Marcando además una clara diferencia entre la Reserva Federal  y el Estado norteamericano como origen del dinero de curso legal.





                                                              
La Orden ejecutiva 11110 era una orden al Departamento del Tesoro “para permitir certificados de plata contra cualquier lingote o dólares en metal existentes en la Tesorería”.
Esto significaba que por cada onza de plata presente en la Tesorería USA el gobierno podría poner en circulación un nuevo dólar respaldado físicamente por su valor en plata u oro.

El presidente Kennedy sabía que  si los billetes avalados por plata se introdujesen circularían ampliamente y tendrían una demanda tal que terminarían por sustituir a los  impresos por la  Reserva Federal en un relativamente corto espacio de tiempo , con esto  el poder económico y político del que disponían los Rothschild   terminaría, y con ello la posibilidad de que triunfasen  los planes sionistas de dominio mundial.

De hecho menos de seis meses después de haber firmado la Orden  ejecutiva J F Kennedy era asesinado en Dallas el 22 de Noviembre de 1963, siendo sacados de circulación inmediatamente después los “dólares Kennedy” por Jhonson en una de las  primeras medidas que tomó como Presidente, con lo que los billete de la Reserva Federal- los dólares Rothschild- siguieron y siguen siendo la moneda legal en USA.

                                                       
                         

Pero esta no fue  la única decisión política emprendida por el asesinado presidente que molestó gravemente a los sionistas estadounidenses y que le convirtió en un peligro para los planes de dominio en la potencia yanki y a través de este en todo el planeta.  En Mayo de 1963 el Comité de Relaciones Exteriores del Senado abrió una investigación sobre las operaciones clandestinas de agentes extranjeros en territorio estadounidense , centrándose especialmente en el American Zionist Council y en la Jewish Agency for Israel. La puesta en marcha de estas investigaciones estuvo motivada por un informe de Marzo de 1961 redactado por el presidente de este comité, Willian Fulbrigh. En el informe señalaba que en los años anteriores agentes extranjeros habían tratado de influir a través de distintas acciones en la política de los EEUU utilizando métodos no diplomáticos, haciendo referencia a  casos como el “caso Lavón” en el cual agentes judíos egipcios fueron interceptados intentando atentar contra intereses estadounidenses para después presentar tales ataques como realizados por los Hermanos Musulmanes egipcios y de este modo  lograr  que tanto Estados Unidos como Gran Bretaña se enfrentasen con el país árabe.También se refirió a la actividad de blanqueo  de dinero que  la Jewish Agency realizaba y que no se podía disociar  del Estado de Israel que la financiaba.
Del mismo modo la comisión exigió que el American Zionist Council fuese considerado como un agente extranjero pues  estaba financiado por el Estado judio y fuese estrechamente vigilado.
No olvidar que todo esto se desarrollo bajo los auspicios del gobierno del Presidente Kennedy.
Todos estos esfuerzos por evitar que los agentes y asociaciones israelíes determinasen la política de Estados Unidos fue frenada en seco tras el asesinato de JFK, lo cierto es que si Kennedy no hubiese sido asesinado la influencia de Israel hubiese sido seriamente limitada.

La política de Kennedy con respecto a Israel fue mucho más allá en lo que se refería a la intención del Estado judío de convertirse en potencia atómica, y es que JFK era un enemigo declarado de las armas nucleares, buscó reducir las ya existentes tanto en el bloque occidental como en el oriental y por supuesto impedir la aparición de nuevas potencias con  armamento atómico como era intención de Israel.

                                                              

Informes de la CIA situaban en el complejo de Dimona el lugar en el cual Israel estaba desarrollando su incipiente armamento  atómico. Conociendo que esto era así, el Presidente Kennedy, tanto de viva voz en algunas conferencias y comparecencias públicas, como por carta, la última fechada el 5 de Julio de 1963, exigía al primer ministro judío Ben Gurión  la realización de una inspección inmediata del complejo de  Dimona que habría de ser seguida  por sucesivas inspecciones periódicas semestrales. Pero el asesinato meses más tarde alivió la presión sobre Israel en lo referente a este tema. 

                                                           
                                               

Todos estos puntos, a todas luces fundamentales para comprender posibles razones del magnicidio, no fueron tomadas en consideración por los medios de desinformación, baste con ver como  en la película  del director Oliver Stone JFK, se toman en consideración  la practica totalidad de las supuestas causas del asesinato de Dallas (presión de la mafia, venganza de exiliados cubanos, golpe militar, acción de la CIA,etc.), pero ninguno de los importantes datos antes señalados aparece ni por casualidad.

                                                         


                                                      


Nuevamente nos encontramos con que  el sionismo  no permite que nada ni nadie se interponga en sus planes para que el “pueblo elegido” someta la humanidad a sus designios.

                                                              

2 comentarios:

  1. EL SESINATO DE JF KENNEDYEL 22 DE NOVIEMBRE DE 1.963 EN DALLAS, TEXAS, FUE OBRA DE LA BANCA JUDIOSIONISTA MASONICA MUNDIAL, QUE UTILIZO TODOS LOS MEDIOS, RECURSOS, INSTITUCIONES, GUBERNAMENTALES Y NO, ETC BAJO SU CONTROL, PARA EJECUTARLO. L H OSWALD, RUBY, RUSIA, CUBA, LA MAFIA, ETC, FUERON TAPADERAS PARA DESVIAR LA INNVESTIGACION. LA RESOLUCION 11110 FUE LO QUE DETERMINO EL MAGNICIDIO. LA BANCA PRIVADA FED DESAPARECIO CON UN SOLO PLUMAZO, LA EVIDENCIA, LOS BILLETES KENNEDY DE SELLO ROJO DE 2 Y 5 DOLARES, RESPALDADOS POR LA PLATA, RECOGIDO INMEDIATAMENTE TRAS SU ASESINATO POR L B JHONSON.

    ResponderEliminar
  2. EL ASESINATO DE JF KENNEDYEL 22 DE NOVIEMBRE DE 1.963 EN DALLAS, TEXAS, FUE OBRA DE LA BANCA JUDIOSIONISTA MASONICA MUNDIAL, QUE UTILIZO TODOS LOS MEDIOS, RECURSOS, INSTITUCIONES, GUBERNAMENTALES Y NO, ETC BAJO SU CONTROL, PARA EJECUTARLO. L H OSWALD, RUBY, RUSIA, CUBA, LA MAFIA, ETC, FUERON TAPADERAS PARA DESVIAR LA INNVESTIGACION. LA RESOLUCION 11110 FUE LO QUE DETERMINO EL MAGNICIDIO. LA BANCA PRIVADA FED DESAPARECIO CON UN SOLO PLUMAZO, LA EVIDENCIA, LOS BILLETES KENNEDY DE SELLO ROJO DE 2 Y 5 DOLARES, RESPALDADOS POR LA PLATA, RECOGIDOS INMEDIATAMENTE TRAS SU ASESINATO POR L B JHONSON.

    ResponderEliminar