jueves, 28 de noviembre de 2013

Justicia injusta, victima desamparada.


                                                                             
                                                                 
                                                                                 
                                                                                   
    
         
En nuestras sociedades el Estado tiene el monopolio  del uso de la violencia, y lo tiene pues  se supone que los ciudadanos le han cedido esa exclusividad, y han declinado   ese uso en pos de una convivencia pacífica y ordenada en la que pudiese prevalecer la justicia evitando que pudiera  darse una situación de venganza descontrolada.

                                                             

Todo esto es así, ahora bien,  tal delegación se hace a condición de que como contrapartida el Estado aplique una verdadera justicia, una justicia reparadora y ejemplarizante, una justicia que prevenga el crimen y castigue al criminal.    
          


El problema surge cuando la autoridad y la justicia dejan de sancionar adecuadamente a los autores de horrendos crímenes y los criminales terminan   campando a sus anchas entre los inermes ciudadanos.

Esto viene a cuento dado que en estos momentos se está produciendo con la excarcelación  de terroristas, asesinos y violadores que objetivamente  no  han recibido el castigo merecido. Se da una situación en la que las víctimas y sus familiares ven como los criminales son liberados sin recibir el castigo que merecen por   los crímenes abominables cometidos.

Pero no son sólo los familiares los que se sienten heridos, el resto de los ciudadanos también nos sentimos estafados por una justicia que no es tal y por un Estado que  no cumple con su misión.


                                                       


                                                                                                                        


Probablemente se darán, si continúa esta situación, casos en los que las víctimas o sus familiares se tomen, con toda razón, la justicia por su mano dado que el Estado y el sistema judicial no la aplica. En ese momento la justicia, con minúsculas, si actuará y  castigará  a aquellos que lo único que habrán hecho es aplicar la Justicia que el Estado les  niega.

                             https://www.youtube.com/watch?v=opeZvzMAJHY

No hay comentarios:

Publicar un comentario