jueves, 28 de marzo de 2013

Una nueva era.




                                                           


A mi entender se ha producido una noticia que no ha sido   presentada por los medios de comunicación  en función de la importancia  y el radical  cambio en la geoestrategía  internacional que puede llevar aparejada. En lugar de ello  ha sido  siquiera citada como una noticia más, presentándola como una reunión más de  aquellos que no forman parte del núcleo que mueve y dirige la economía del planeta.

Me refiero a la reunión que el 27 de este mes se ha  producido en la ciudad sudafricana de Durban. En esta se reunieron los más altos mandatarios de las naciones que componen el grupo que se ha dado en llamar B.R.I.C.S.  (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).Se han reunido para tratar un tema que puede resultar crucial  para la organización y funcionamiento futuro de  las relaciones internacionales a nivel económico como político.
El tema fundamental que abordaron fue la creación de un Banco  para estos cinco países, pudiendo incluso desarrollar un  sistema de gestión monetaria con una moneda propia, aunque esto último no formaba parte de lo tratado en la reunión. Pese a no ser parte de ella es es una derivación lógica de la creación de un sistema de gestión financiera.
La puesta en marcha de este banco  constituiría el inicio del fin para el sistema que tras  la Segunda Guerra Mundial se organizó en Betton Woods.

De  ponerse en pié este banco no tardarían en sumarse los MIST ( Méjico, Indonesia, Corea del sur y Turquía), todas ellas economías emertgentes con un gran crecimiento y un potencial tremendo. Unas potencias todas que pese a la realidad de sus economías y sobre todo a su potencial no tienen papel alguno en la toma de decisiones  a nivel mundial.

El banco que se propone este grupo  poner en funcionamiento seria una alternativa real al FMI (Fondo Monetario Internacional) y al Banco Mundial. Tan alternativa sería que pondría en solfa la supervivencia de ambos.

El surgimiento de este banco que  se proponen poner en marcha los BRICS no es otra cosa que   la consecuencia lógica del menosprecio y manipulación económico-política que padecen. Son verdaderos gigantes económicos que hace ya tiempo han dejado  de ser economías segundonas, pero a pesar de su fortaleza se ven sometidas a otras que tienen un peso específico menor que las suyas. Esas otras son las que verdaderamente dirigen la económica, las finanzas, y  con ello la política de la comunidad internacional.
China y Brasil son socios  en la economía, mientras que China y Rusia mantienen una excelente colaboración  estratégica.

No hay que olvidar que  en estos momentos la gigantesca deuda que tiene los Estados Unidos (una deuda  que es equivalente al 20% del PIB mundial) ha sido adquirida por China, con lo cual  la economía de USA está de facto  en manos chinas.

Estamos hablando de que si este banco  se pone en pié, la realidad internacional tal y como la conocemos pasaría a ser absolutamente distinta, puesto que a esta  nueva organización  económica, financiera y quizá monetaria podría dar cabida a  unos 150 o 160 países.

Las implicaciones de ello serían tales que  se vería afectada no solamente la organización  económica y política actual  sino que también podrían irse al traste  los planes que los actuales dueños del mundo, las altas finanzas internacionales, tienen  preparados. 
La principal problemática para los actuales dueños del mundo sería  el dar al traste con los pasos que tienen preparados  para la instauración  del Nuevo Orden Mundial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario