sábado, 7 de diciembre de 2019

UN DISCURSO PATRIOTA FRENTE AL GLOBALISMO.


                                                                                     


Me voy a referir a algo que tuvo lugar hace ya   un año y varios meses, voy a hacer mención a la alocución que pronunció Donal Trump, actual presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el 25 de septiembre del 2018 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.

                                                

Es más que probable que muchos de los que estén leyendo la presente entrada consideren que esta referencia está fuera de lugar en razón a su lejanía temporal y debido a que desde entonces se han desarrollado muchos acontecimientos que sin tener relación alguna con el discurso al que nos referimos son mucho más importantes.
Ante esta objeción habría que aclarar que la alocución a la que nos referimos marca un camino a través una serie de principios y vectores políticos que tratan de provocar un   vuelco absoluto en la política y organización geoestratégica   la que en la   actualidad rige la estructuración política mundial.

                                              
 Las palabras de dicho discurso ponían de manifiesto una intención determinada de acabar con una política internacional globalista que desde la élite oscura y las corporaciones financieras e industriales a su servicio han implantado buscando acabar con las identidades y soberanías nacionales para de esa manera mantener sometidos a los países-nación a las directrices y mandatos de esas entidades multinacionales de la élite a la que nos hemos referido antes.
Del mismo modo hay que señalar que muchos de los acontecimientos que han acontecido y acontecen, tanto a nivel local de Estados Unidos como a nivel internacional, son consecuencia de la política que Donald Trump ha puesto en marcha y bosquejó en los principios que presentó en el discurso al que nos referimos.
Ahora voy a reproducir de manera literal algunos de los párrafos más clarificadores del discurso que Donald Trump realizó frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas:

-        “Creemos que cuando las naciones respetan los derechos de sus vecinos y defienden los intereses de su pueblo pueden trabajar mejor para garantizar las condiciones de seguridad, prosperidad y paz”.
-         
-        “Cada uno de nosotros hoy es emisario de una cultura distinta, una historia rica y un pueblo unido por lazos de la memoria, la tradición y los valores que hacen que nuestras patrias no se parezcan a ninguna otra parte de la tierra”.
-        “Es por eso que los Estados Unidos siempre elegirán la independencia y la cooperación sobre la gobernación y la dominación globales”.
-        “Respecto al derecho de cada nación en esta sala a seguir sus propias costumbres, creencias y tradiciones los Estados Unidos no le dirán como vivir, trabajar o rendir culto, sólo te pedimos que honres nuestra soberanía a cambio”.
-        “Estados Unidos está gobernado por estadounidenses. Rechazamos la ideología del globalismo y adoptamos la doctrina del patriotismo”.
-        EEUU “nunca ha creído en los enemigos permanentes”.
-        “En todo el mundo, las naciones responsables deben defenderse de las amenazas a la soberanía de la gobernación global, también de otras formas nuevas de coacción y dominación”.
-        “Si quieres democracia, conserva tu soberanía y si quieres paz ama a tu nación”.
-        “el futuro pertenece a naciones soberanas e independientes que protegen a sus ciudadanos, respetan a sus vecinos y honran las diferencias que hacen de cada país especial y único”.
-        “EL FUTURO NO PERTENECE A LOS GLOBALISTAS, SINO A LOS PATRIOTAS”.

Antes de continuar quisiera poner de manifiesto mi oposición a los, a mi modo de ver, incongruentes comentarios realizados respecto a Irán e Israel. Pues es todo menos coherente defender de manera tan clara la soberanía de las naciones y acto seguido condenar criticado la política de Irán respecto al posible desarrollo de tecnología atómica de uso militar cuando   ese Israel que en el mismo discurso defiende cuenta ya con un arsenal nuclear de cerca de cuatrocientas bombas y misiles nucleares.
Pese a haber defendido de manera entusiasta en el discurso la soberanía y el derecho a mantener las tradiciones y particularidades de los pueblos reconoce derechos a Israel sobre territorios que este país ha robado a los palestinos, sus legítimos y ancestrales dueños. Pero más allá de pararse en reconocer unos hechos consumados hace décadas, viene a reconocer el derecho sobre tierras recién ocupadas o a situar su embajada en una Jerusalén que es reconocida internacionalmente como ciudad abierta y no    como    capital de un Estado invasor.

                                                  


Pero tanto el tema de la crítica a la política nuclear e interna de Irán como la postura respecto al reconocimiento de los derechos israelíes, aceptando de hecho la ocupación y anulación de cualquier tipo de soberanía de los palestinos sobre su territorio, no pasa de ser una muestra de hasta que punto los Estados Unidos son esclavos del poder sionista y su política exterior es dirigida por el lobby israelí.
Pero para comprender estas incoherencias hay que enmarcarlas en el poder que el lobby israelí tiene aún en la política exterior norteamericana.

Es precisamente para recuperar la identidad y soberanía de su nación que la Administración Trump ha emprendido una lucha sin cuartel contra el Estado Profundo, del que el poder sionista forma parte fundamental. Aunque los avances en este combate los logros son muchos lo cierto es que uno de los poderes que no han sido anulados, ni siquiera disminuidos, es el sionista.

Pero  si este aspecto es criticable, lo que resulta digno de aplauso y reconocimiento es la política  exterior de apaciguamiento y diálogo, excepción hecha aquella que afecta a  Oriente Medio y afecta a Israel.

De   acuerdo con los principios que Donald Trump puso de manifiesto en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas la política exterior del presidente U.S.A. está siendo modélica a la hora de respetar las idiosincrasias nacionales, sus soberanías y a la hora de movilizar la diplomacia en lugar de recurrir a las agresiones   bélicas que habían sido uso común en los líderes norteamericanos que le precedieron.

Siendo así que las conversaciones al más alto nivel, pactos y apaciguamiento con Corea del norte, con China y con Rusia lejos de ser ampliamente aplaudidas han sido silenciadas o interpretadas de manera torticera por los medios internacionales.

Otro aspecto coherente con los principios señalados en el discurso es el hecho de no haber realizado invasión  o bombardeo alguno sobre naciones  perfectamente  soberanas, cosa que no ha sido resaltada por la prensa  internacional, vendida toda ella al globalismo.

En cambio, al presidente Barak Hussein Obama, que ordenó nueve bombardeos sobre países soberanos afectando en varios de ellos a población civil fue condecorado con el premio nobel de la paz.

                                                    

 Pero claro hay que entenderlo, porque Obama, al igual que Hillary Clinton, estaban sometidos a las órdenes del Estado Profundo que combate Donald Trump.

                                             



Pero si destaca un hecho es el anuncio de Trump del abandono de la ocupación de Irak y de Afganistán.

                                                  

 Esta medida ha pasado desapercibida voluntariamente por los medios del Sistema, a la par que cualquier tuit o declaración del presidente es inmediatamente criticada.  Todo esto no es otra cosa que la respuesta de un Estado profundo que ve como la acción de un presidente pone en riesgo su dominio y maldad sobre la humanidad.

                                                


martes, 3 de diciembre de 2019

ISRAEL ES ANTISEMITA, ELLOS SON JÁZAROS.



                                                                         

 
Hay un término que en la actualidad se utiliza de manera no sólo distinta a la que corresponde a su significado sino de modo opuesto al mismo.
 Se me objetará, y no sin razón, que este hecho no resulta nada extraño en una sociedad como la actual, una sociedad sumergida en la incultura y que parece dedicarse a dar patadas al diccionario.
 Ahora bien, Lo que hace distinto y digno de mención el caso al que nos referimos es que esta incongruencia de atribuir un significado similar a dos  significantes distintos da lugar a una serie de equívocos periodísticos, políticos  e incluso legales que muy raramente se dan en otros casos.
Concretando señalaré que a nivel popular, periodístico e incluso legal presentar términos verdaderamente antitéticos como son semita e israelí o judío como sinónimos cuando menos resulta equívoco.
Las consecuencias de esta falsa identificación, a todas luces provocada, da lugar a muchas más consecuencias de lo que en principio se pudiera pensar, y es que de esta manera quedaría plenamente justificada ante la opinión pública internacional la ocupación de Palestina por parte de Israel en 1947 y la consiguiente expulsión de sus habitantes, ellos sí verdaderos semitas.

                                           
 
 Y es que identificar a los actuales judíos y al Estado de Israel como semitas es, aparte de una tremenda falacia, presentar a estos usurpadores como herederos históricos de Palestina.
De la misma manera estos judíos jázaros pasarían a ser considerados descendientes del “pueblo elegido”, pasando de esta forma a recibir el apoyo político y militar de los que podemos denominar “cristianos sionistas”, grupo constituido en su práctica totalidad por miembros de iglesias norteamericanas derivadas del luteranismo o calvinismo a saber, episcopalianos, redentoristas, evangelistas, etc.
Y dada la fuerza electoral y por tanto influencia política de estos grupos hacen que unidos al poder del poder del lobby judío, en Estados Unidos de Norteamérica sea el Estado de Israel pase a ser el que determine la política de la Secretaría de Estado y con ella la política exterior de la potencia norteamericana.

                                             

Es en este momento en el que vamos a demostrar cómo ni los que actualmente se presentan como judíos ni los habitantes del Estado de Israel son semitas ni descendientes de los que originariamente conformaron el pueblo israelita. Para ello hemos de comenzar haciendo referencia al reino de Khazaria, que en el siglo X se encontraba situado entre el imperio bizantino y el califato abdasí por el sur, el imperio ruso por el norte, el mar Caspio por el este y el Negro por el oeste, es decir estaba situado en el norte del Caucaso. 

                                           


Era un pueblo seminómada de lengua túrquica que conformó un gran poder comercial, basando parte de su economía en el asalto a caravanas y el tráfico de esclavos. El lplueblo que conformaba el reino Jázaro era originario de Asia Central habiendo algunos historiadores como el bizantino Prisco Panio que señalan su pasado húnico y que se habrían establecido en la zona antes señalada tras la muerte de Atila y la caída del imperio huno. Los jázaros conocieron tanto al cristianismo como al islam merced a su interacción con bizantinos y árabes, así como por sus tratos con mercaderes, pero no adoptaron ninguna de las dos religiones. Se mantuvieron en su religión de origen que era chamánica y panteísta con culto basado en sacrificios de sangre.

Sea por imposición de los reinos e imperios que les rodeaban y les dieron a elegir entre convertirse al cristianismo, al islam o al judaismo, debido a que sus   vecinos se veían acosados por sus prácticas al asaltar sus caravanas y a la inseguridad que creaban al hacerse con súbditos de sus reinos para conseguir personas para el tráfico de esclavos o sea debido la paulatina y generalizada extensión y establecimiento de colonos de religión judía en el reino lo único cierto es que en el siglo IX Bulan rey  de Khazaria se convirtió  a la religión judía, y con él su pueblo, en concreto se sometieron a las prácticas  y a la concepción del Talmud. Pero la concepción que el Talmud transmitía que los pueblos gentiles (goyim) habían sido creados para servir a los judíos llevó a que los jázaros, ya convertidos al Talmud emigrasen a Europa central y del este así como al sur del imperio ruso. Estos son los denominados Ashkenazies o Askenazis.

Debido a su gran capacidad comercial y a sus especiales dotes para la usura, debida sin duda a la doble moral derivada de las enseñanzas del Talmud prosperaron en todas las zonas de Europa en las que se establecieron tras escapar de Khazaria.

Esta fama les convirtió en cobradores de impuestos del pueblo llano y prestamistas usureros de burgueses y monarcas.

                                                
Como se comprenderá, esto unido a la cantidad de dinero que atesoraron gracias al comercio y la usura les llevó a ser mal vistos por la población en general y odiados por los monarcas. Pero a todo esto hay que añadir la actitud displicente hacia los cristianos y su cristanofobia derivada del Talmud.

Debido a su riqueza, a su capacidad de jugar con la usura y a los negocios comerciales se extendieron por toda Europa llegando en el siglo XVIII a saltar a América del norte.


Conclusión de todo esto es que los judíos actuales y los habitantes del Estado de Israel para nada son semitas, son realmente europeos, como muy bien puede verse por el aspecto físico e incluso como señalan los estudios genéticos hechos al respecto.

                                          



La realidad es que de semitas no tienen nada y semitas son los pobladores originarios de Palestina, es decir los palestinos, con lo que podemos afirmar que los verdaderos antisemitas son los israelíes ya que están masacrando al pueblo palestino.

                                           

Otra cosa es que como ya apuntamos al comienzo del escrito la  asimilación de judaísmo e Israel con semitismo les sea de gran utilidad.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

GRETA, UNA NUEVA MUÑECA ROTA VÍCTIMA DE LA ÉLITE OSCURA.




                                                                               

 Con respecto a la problemática climática ahora denominada cambio climático, antes calentamiento global y antes aun crecimiento del agujero de la capa de ozono nos encontramos con que desde el dos al trece de diciembre se desarrollará en Madrid, bajo los auspicios de la O.N.U., la XXV Conferencia Internacional del Clima.

                                                                
Dado que no soy científico ni experto en temas de climatología no osaré defender una u otra postura respecto a la influencia de la actividad humana en el cambio que objetivamente se está produciendo en el clima de nuestro planeta. Pese a ello lo que si puedo poner de manifiesto es que entre la comunidad científica no existe, ni mucho menos, unanimidad a la hora de aceptar el origen humano de los cambios que se producen en nuestro planeta, ni siquiera en el hecho de que sea el CO2 responsable de este.
Pese el silencio que guardaré respecto al tema no impide que mi sentido común, tras escuchar las razones de ambos,  me lleve a inclinarme por una de ellas. Pero tal y como señalé al principio soy lego en esta ciencia y por ello opto por guardar silencio en este aspecto.

Ahora bien, lo que he señalado anteriormente no es óbice para que como psicólogo y persona que trata de analizar de manera crítica la realidad y los acontecimientos que me rodean haga mención a un aspecto que parece pasarse por alto cuando se comenta la Cumbre del Clima que se desarrollará en Madrid.

Como habrán supuesto los lectores me estoy refiriendo al uso indecente que están haciendo los defensores del dogma del Calentamiento Global de la adolescente sueca Greta Thumberg.

                                                            
Antes

Después


                                                            
Esta chica de tan solo dieciséis años para colmo padece un trastorno del espacio autista denominado Asperqer, un trastorno que afecta la interacción social recíproca, la comunicación social verbal y no verbal, provocando resistencia a aceptar el cambio. De lo primero nos permite entender la razón por la cual siempre vemos a Greta   con un rictus de enfado y dando a sus discursos e intervenciones públicas un tono agresivo y bronco.
Del segundo punto señalado podemos suponer que esta adolescente no podrá administrar emocionalmente con un mínimo de normalidad el inmenso peso mediático al que se ha visto, se ve y se verá sometida, por los medios de comunicación internacionales y las multitudes que se concentran ante ella. De hecho sus controladores han llegado a convencerla de que, tal y como dijo en una entrevista, que tenía superpoderes.
 En esta situación la elaboración de una adecuada forma de asimilar ser el centro de atención de personas adultas de alta posición resultaría muy difícil  para una persona adulta equilibrada, pero para una persona con transtorno autista y en pleno desarrollo afectivo-emocional se me hace muy muy complicado.

                                                            


Todo el fenómeno Greta, o de la niña verde como la llaman algunos medios, no es para nada fruto de la casualidad o del esfuerzo de una adolescente. Forma parte de una estrategia marcada por los poderes que verdaderamente controlan y dirigen los gobiernos de nuestro planeta, una estrategia destinada a marcar un tipo concreto de crecimiento económico e industrial que frene las economías de las potencias emergentes, los B.R.IC.S., y estanque el de los denominados países del tercer mundo.
Semejantes objetivos han de esconderse a la población mundial puesto que resultan de todo menos justos y aceptables. Y es en ese momento en el que aparecen esos argumentos supuestamente ecológicos y dirigidos a salvar al mundo de una inminente destrucción que se producirá a causa de la intervención humana.
Pero por lo que se ve la publicidad y los discursos políticos no han sido suficientes para lograr los objetivos que la élite se había marcado.
Y es en este punto cuando esa élite oscura decide jugar la carta del sentimentalismo más rastrero, jugar con la infancia de una niña para provocar empatía y de este modo tratar de que  a través de esa empatía se generalice al mensaje que transmite la  niña, es decir que el pueblo acepte acríticamente  el contenido en función del continente, en este caso Greta.

A los que dirigen la política y economía internacionales para nada les importa si con todo esto están destrozando la vida de una adolescente trastornada, les da exactamente igual si están creando una muñeca rota que con casi toda seguridad no podrá elaborar todo ese circo mediático en el que la han sumergido y no podrá asimilar los efectos del odio que su mensaje trasmite.

                                                                  

Lo que me repulsa es el silencio personal y mediático que se ha levantado en torno a un hecho tan claro como es este de destrozar a una niña de tan solo 16 años. En esta repulsión que siento incluyo todos esos comentarios y escritos en los que se llega a insultar a una niña que está siendo utilizada y destrozado su futuro por esa élite que tiene en su mano todo el poder terreno.

                                                                       

Desde aquí también mi mayor desprecio hacia esos de de manera simplón y acrítico  atacan a la víctima. Y por supuesto mi lástima por ese juguete roto que están creando, al igual que anteriormente crearon otros al servirse de niños para distintos fines.

                                                                 





sábado, 23 de noviembre de 2019

LA CORTINA DE HUMO DE LA SUPUESTA INTERVENCIÓN RUSA EN CATALUÑA



                                                                                     


Resulta más que sospechoso el bombardeo continuo al que de manera simultánea y coordinada nos vienen sometiendo todos los medios del Sistema desde hace tres días. El bombardeo mediático hace referencia a una supuesta injerencia de los servicios de inteligencia de la Federación Rusa en la intentona secesionista catalana y en los incidentes que se produjeron durante el uno de octubre y los posteriores que desarrollaron los C.D.R. (Comités para la Defensa de la República). Para desatar un nuevo Maydan, cuando de todos es sabido que tras aquellos acontecimientos estaba la O.T.A.N e Israel.

                                                         

 Estas machaconas informaciones llegan incluso a relacionar de modo directo los grupos terroristas secesionistas detenidos por la Guardia Civil con agentes de campo rusos, los cuales habrían promovido estos grupos para desestabilizar España y por consiguiente debilitar Europa.
Para justificar estas afirmaciones la prensa del Sistema recurre a argumentos que pueden ser calificados de peregrinos.
Argumentos tales como la presencia durante el referéndum ilegal del uno de octubre y posteriormente de dos agentes de los servicios de inteligencia rusos, uno de los cuales supuestamente habría intentado asesinar en Landres a un antiguo espía ruso.

                                                                    
También señalan que un miembro de la política exterior de la Generalidad se entrevistó con un dirigente ruso buscando que la Federación Rusa reconociese a Cataluña en caso de que esta alcanzase la independencia. A esto añaden que las autoridades del gobierno de Mariano Rajoy habrían señalado la posibilidad de que hackers rusos podrían haber interferido en Cataluña para extremar la situación y movilizar a las masas buscando el apoyo a la independencia.

                                                                     
Pero como digo todo esto no son otra cosa que majaderías, majaderías que no resisten el más mínimo análisis.
En primer lugar, hemos de considerar que la presencia de agentes de inteligencia de las superpotencias, Federación Rusa o Estados Unidos de Norteamérica, no es para nada un hecho extraño puesto que estas potencias precisan de información de primera mano de lo que está aconteciendo en países de cierta importancia, como geoestratégicamente ocurre con España, para en función de ella tomar las decisiones políticas, diplomáticas, etc.  que más les convengan.
En segundo lugar están dando por hecho tanto que estuvo en Cataluña el agente acusado del homicidio ocurrido en Inglaterra como que el sujeto acusado realmente es culpable de lo que se le acusa.
En tercer lugar, hay que tener muy en cuenta que la entrevista con el mandatario ruso se llevó a cabo a petición del responsable de la Generalidad, el cual ofreció el reconocimiento de Crimea como parte de la Federación Rusa a cambio de que esta reconociese a Cataluña como república independiente caso de que esta alcanzase la independencia. Lo que no se puede dejar de tener en cuenta es que el representante ruso les negó tal posibilidad haciéndole ver que el tema de Crimea encontraría solución internacional próximamente.

El resto de las acusaciones como la relación con los C.D.R. y sus comandos terroristas no pasan de ser meras licencias periodísticas. Las declaraciones de Rajoy hablando de una posible interferencia en el tema catalán por parte de hackers rusos no tienen valor alguno puesto que no son otra cosa que continuación de las agresiones públicas de los países de la O.T.A. N. siguiendo la actitud de la política exterior de los Estados Unidos que dirige el Estado Profundo, y muy en especial el sionismo.
El objetivo de movilizar los medios de comunicación del Sistema no sería otro que centrar la atención de la población en este tema magnificando puntos carentes de base. De esta manera se levantaría una suerte de cortina de humo que ocultaría puntos que si tienen base cierta y que podrían ser dañinos para el Sistema derivado del régimen del 78 y sus verdaderos dueños sionistas.
Estos puntos a ocultar serían la colaboración y el apoyo del Israel con los distintos gobiernos de la generalidad, el hecho de que los grupos especiales de los mossos hayan sido entrenados por el Mossad israelí y que la 

                                                                 
   
colaboración económica del sionista Soros está perfectamente comprobada por el estudio de Pedro          Agramunt.

                                                                 


 De la misma manera se pasan por alto las declaraciones del fugitivo Puigdemont en  las que dice admirar y sentirse identificado con  Israel.

                                                                    
Pero a estos puntos habría que añadir alejar el foco de atención en la clamorosa manipulación de los resultados de las elecciones del 10 de noviembre y de la colaboración de los secesionistas catalanes en el acceso al poder de Pedro Sanchez.